Alergia primaveral

Escrito por Marhya en Salud el 23 mayo, 2007 / 0 Comments

Ojos llorosos, congestión nasal, picores, moquera, estornudos, ataques de asma, ronchas en la piel… Son solo algunos de los síntomas de las alergias primaverales a los pólenes de diferentes especies (fundamentalmente gramíneas, olivo y ulmáceas).

 

En plena época de polinización, los alérgicos poco podemos hacer salvo prepararnos para sufrir y esperar que éste año (por desgracias no es el caso del 2007) la cosa venga suave. Pero siempre hay algunas cosas que debemos tener en cuenta para minimizar, en la medida de lo posible, sus efectos sobre nuestro organismo:

 

No salir de casa (o, al menos, no pasear cerca del campo o de parques urbanos) entre las siete de la tarde y las once de la mañana.

 

-No tender la ropa en balcones abiertos los días de mayor concentración polínica.

 

Evitar, en la medida de lo posible, ventilar la casa mucho tiempo. Mejor utilizar un aire acondicionado con filtro para pólenes.

 

-En los viajes en coche, deja las ventanas cerradas. La mejor alternativa es, como para las casas, el aire acondicionado con filtro para pólenes.

 

-Usa gafas de sol cuando salgas a la calle, protegerás parcialmente tus ojos de las partículas de polen.

 

¿Conoces algún otro truco para sobrellevar la alergia lo mejor posible?

Etiquetas:

Divider
Comments are closed.