El pollo vuela alto II

Escrito por Marhya en Actualidad, Economía doméstica, Gastronomí­a el 29 agosto, 2007 / 0 Comments

Primeros platos:

*Sopa de ave:

Simplemente hay que poner en una olla rápida con dos litros de agua un cuerpo de pollo, una cebolla, un puerro, una zanahoria grande, un diente de ajo y una ramita de apio. Se deja cocinar entre 20 y 30 minutos desde que sube la válvula, se cuela, se reserva el cuerpo del pollo aparte y se deja enfriar para desgrasarlo. Después simplemente hay que ponerlo a hervir para añadir nuestra pasta favorita (fideos, piñones, sopa de letras…) y si quieres añadirle un par de huevos duros picaditos, que le mejoran mucho el sabor. Se sazona y listo.

 

*Arroz con carne:

Se trata de un sencillo plato de arroz preparado con un sofrito clásico de cebolla, pimiento y tomate, el cuerpo de pollo troceado, un chorizo picante en ruedas, el propio arroz (una tacita por persona) y un puñado de guisantes. Puedes sazonarlo con azafrán (en el sofrito) o perejil (al ponerle el agua).

 

Segundos platos:

*Muslos y alas al horno:

Muslos y alas se salpimentan y se colocan en una bandeja refractaria sobre un lecho de cebolla cortada fina y una capa de patatas peladas y cortadas en ruedas no muy gruesas (ambas capas se sazonan). Se aderezan con ajitos y perejil picados y se asa en el horno.

 

*Pechugas rellenas:

Las pechugas se abren y se rellenan con una loncha de jamón york y otra de queso manchego, y se bridan con un palillo: se rebozan pasándolas por harina y huevo batido y se fríen. Se retiran los palillos antes de llevarlas a la mesa. Puedes servirlo con patatas fritas o con pimientos del piquillo asados.

 

*Croquetas:

Con la carne desmigada reservada de preparar la sopa de ave añadida a una bechamel (puedes incorporar también 3 pimientos del piquillo cortados en daditos y dos huevos duros picados) se prepara una buena cantidad de croquetas para más de cuatro personas. Para darlas más sabor se incorpora a la bechamel un poquito de nuez moscada.

 

También hay quien utiliza los higaditos para preparar un paté de ave y quien sirve los corazones encebollados en cazuelitas de barro.

 

Como veis aún es rentable comer pollo, pero si siguen así las cosas ¿por cuánto tiempo lo será? Apretaos los machos, porque la cuesta de Septiembre está a la vuelta de la esquina y esperemos que a las subidas de precio del pan, el pollo y los huevos no le sigan la de otros alimentos a base de cereales como las galletas, la pasta (macarrones, fideos, espaguetis…), bollería o masas (pizza, masa brisa, hojaldre).

 

 

Etiquetas:

Divider
Comments are closed.