Guisantes frescos con sepia

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a el 19 Mayo, 2008 / 9 Comments

Una receta muy sabrosa y de plena temporada, que puede constituir un plato único para una cena completa y ligera. Está hecho con guisantes de mi huerto.

Os enseño también cómo es la planta del guisante en flor por si alguien no la conoce; de éstas plantas han salido los guisantes de este plato.

guisantes frescos con sepia

Ingredientes:

1Kg guisantes frescos

500gm sepia limpia

5 dientes de ajo

1Cd aceite de oliva

sal

Preparación:

Pelar los guisantes, desechar las cáscaras y reservar los granos. Reservar.

Trocear la sepia en dados grandes. Reservar.

Pelar los dientes de ajo. Reservar.

Poner en una cazuela baja el aceite y los ajos, saltearlos un minuto y añadir la sepia. Rehogar dos minutos, incorporar los guisantes y dejarlo cocinar a fuego medio-bajo durante 8-10 minutos. Rectificar de sal y servir bien caliente.

Planta de guisante en flor

 

Mi consejo:

Si majas ligeramente los ajos aportarán mayor sabor.

Etiquetas:

Divider

9 Responses to “Guisantes frescos con sepia”

  1. Me ha gustado esta receta. La he hecho “a mi manera” añadiéndole gambas y un poco de salsa de soja, sólo que los guisantes en mi caso han tenido que ser congelados. ¡Qué le vamos a hacer!
    Si quieres ver como me han quedado puedes echar un vistazo en mi blog

  2. Marhya

    Gracias Ana y Martín.

    Martín, he enlazado a tu blog de esta forma porque se cambiaba la forma de la página al ser tan largo el enlace, espero que te parezca bien. Te he puesto un comentario en tu blog, que es muy interesante.

    Un abrazo.

  3. Por supuesto que no me parece mal, la verdad es que no me había dado cuenta. Ya he visto tus comentarios. Gracias y me alegra que te haya gustado.

  4. Marilú

    Marhya: Ya me he leido “Melocotones helados” , te cuento cual ha sido mi impresión.
    Cuenta la historia de tres Elsas la niña Elsa, Elsa grande y Elsa pequeña, estas dos últimas, que son primas deben su nombre a la primera que es su tia paterna. Además de las historias de las Elsas nos van contando otras como la del abuelo, padre de la primera Elsa que toma mucha importancia en el libro, ya que dedica muchas páginas a su pasión por Silvia Kodama antes de casarse con Antonia, de hecho el libro toma el nombre de su postre favorito “Melocotones helados”, supongo que porque todas las cosas que fueron ocurriendo formaban parte del inicio de la historia de la primera Elsa.
    Segun la novela nos cuenta que todas las personas tienen una historia no contada, tambien una parte de desgracia que a unos toca más que a otros. La apariencia muestra a unos personajes como afortunados, estables y a otros todo lo contrario, pero al saber detalles ocultos sobre ellos, nos damos cuenta que tienen la misma mezcla de bueno y malo solo que unos muestran por fuera lo uno, otros la otra parte y que al final no hay tanta diferencia entre ellos.
    El libro hace también mucho hincapié en que cada uno se va quedando con lo mejor para si en el recuerdo y lo demás todo con el paso del tiempo se termina olvidando.
    La escritora sin duda es muy buena escribiendo.
    Yo me perdía un poco porque pasa de un persosaje a otro muy rápido, muchos lugares distintos (Disrein, Virto….)pasado, presente, lo que cuenta , lo que realmente quiere decir, en fin que no es para leerla como a ratitos soltandola a cada momento porque si no te pierdes.
    Es muy buena, pero muy triste y el mensaje que lanza tanto al principio como al final del libro no es nada esperanzador.
    Lo que más me ha gustado del libro son las breves descripciones de los pastelitos y dulces que hacían en la pastelería y es que a mi la repostería me encanta.
    ¡Que te mejores de la alergia!… y que te lo pases bien con tus padres, que seguro estarán encantados con tus platos tan ricos.
    Un besito

  5. Marilú

    Uy!! perdón. Lo siento mucho de verdad que haya salido mi comentario de la novela aquí por equivocación.
    ¿Cómo se puede borrar? Si puedes borralo Marhya por favor. ¡Ay que apuro de verdad!.
    La sepia con guisantes ¡tiene una pinta buenisima!. Tienen que estar riquisimos esos guisantitos de tu huerta.

  6. No te preocupes, Marilú, que no pasa nada, mujer. Si que se puede borrar, pero mira voy a dejarlo porque lo cuentas tan bien que igual alguien entra a ver los guisantes y termina leyendo la novela, je,je.
    Con la alergia, regular, se me quitan las ganas de casi todo, pero en fin. la compañía ha ayudado a distraerme.
    un besito.