Ensalada templada de calabacín y gambas

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a el 4 Septiembre, 2008 / 8 Comments

Seguimos cosechando calabacines a diario, así que hay que seguir pensando maneras diferentes de cocinarlo. Después de lo mucho que nos gustó la combinación del sabor del calabacín con las gambas en un plato de pasta (aquí la receta) decidí preparar un plato diferente con la misma combinación, y así salió esta ensalada templada de calabacín y gambas, tan rica. Y además tan ligera.

Ensalada templada de calabacín y gambas

Ingredientes:

2 calabacines medianos

350gm colas de gamba peladas

3ct aceite de oliva virgen extra

1 guindilla de cayena

pimienta negra

sal

Preparación:

Pelar los calabacines, retirar las puntas y con un pelador cortar lonchas finísimas de la carne del calabacín. Repartirlas en cuatro platos individuales.

Poner una sartén antiadherente al fuego con el aceite y la guindilla picadita y cuando coja calor, añadir las gambas. Saltearlas unos instantes con una pizca de sal y pimienta negra recién molida. Una vez que cojan color, retirar del fuego y volcar sobre los platos de calabacín.

Servir al instante.

Notas dieta WW (Dieta Weight Watchers o dieta de los puntos):

La receta completa vale 8 puntos. Como son cuatro raciones, sale a 2 puntos por cada ración.

Etiquetas:

Divider

8 Responses to “Ensalada templada de calabacín y gambas”

  1. ¡Tiene una pinta divina Marhya!
    No se me había ocurrido nunca comer los calabacines crudos, pero entre esto y los crudites, ya me has picado. Además con las gambas y el toquecito picante seguro que están buenísimos.

  2. Isabel, si te gustan cocinados te gustarán crudos, el sabor no cambia tanto, lo que más cambia es la textura.

    Si los pruebas ya me contarás.

    Besitos.