Conejo asado con cebolla

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a el 5 Noviembre, 2008 / 11 Comments

Una receta sencilla y muy rica de conejo asado: ligera y con todo el sabor. La foto quedó un poco neblinosa a causa del vapor, al sacarlo del horno.

Conejo asado con cebolla

Ingredientes:

1 conejo de aproximadamente 1 y ¼ kg

1 cabeza de dientes de ajo

1 cebolla blanca dulce grande

4 ramitas de tomillo

2 hojas de laurel

1 copa de vino blanco

pimienta negra

sal

Preparación:

Limpiar bien el conejo y trocearlo en tajadas. Reservar.

Pelar la cebolla y cortarla en ruedas más bien finas. Ponerlas en una fuente refractaria y salpimentarlas.

Salpimentar el conejo y colocarlo sobre la cebolla.

Desgranar los ajos de la cabeza dejando sólo los dientes pero sin pelarlos. Repartirlos sobre el conejo. Añadir también el laurel troceado y las ramitas de tomillo. Bañar con el vino blanco.

Introducir la fuente con el conejo en el horno precalentado a 250ºC y hornearlo por espacio de unos 50 minutos. Servir.

Notas dieta Weight Watchers (dieta WW o dieta de los puntos):

120gm de conejo son 4 puntos. El resto de ingredientes de la receta no suman puntos.

Etiquetas:

Divider

11 Responses to “Conejo asado con cebolla”

  1. picapusa

    Pues mira por donde, voy a prepararlo, que hoy mismo compré uno ,

    que buena pinta por dios

    besos

  2. Hola Pica:
    Espero que os guste tanto como a nosotros, la verdad es que es muy facilito, ligero y si te gusta el conejo mantiene todo el sabor.
    Ya me contarás si al final te animas con ello.
    Un besito.

  3. MolyGalicia

    Muy buena receta,fácil, sana y sabrosa, a nosotros nos encanta el conejo además de rico es una carne muy sana, tómo nota que la próxima vez vá con tu receta 😉

    Besiños linda

  4. Me alegro de que te guste, Moly, gracias. El conejo es una carne que me gusta pero para muy amenudo me cansa. Así al horno no lleva nada de grasa añadida y eso me viene muy bien.
    Un besito.

  5. Años ha tengo pendiente hacer un conejo asado.
    En las islas se come de manera muy distinta y yo en particular, sólo cuando voy de excursión al norte de Tenerife alguna vez o si coincide fiesta familiar con mi madre.
    Para mí es símbolo de fiesta, no lo puedo evitar, me recuerda domingos con toda la familia en casa, navidad, fin de año, fiestas patronales… era siempre el plato estrella.
    La semana pasada precisamente lo hice después de años sin cocinarlo, y porque fue una petición y una ocasión especial. No sé porqué me da tanta pereza. Que los tenía reservados de los de mi padre desde hacía meses en el congelador.
    Como todas las carnes, me olvido que existe, pero me gusta y éste tuyo tiene una pinta superior.

    un besazo

  6. Hola Adormidera:
    A mi el conejo me gusta pero para muy seguido me cansa.
    Lo que dices de las comidas que saben a fiesta a mi me pasa aún con los espárragos o los melocotones en almíbar. Mira que son cosas sencillas y que están bien de precio, pero a mi me siguen sabiendo a día especial. Deben ser los recuerdos de la infancia o qué se yo.
    Un abrazo.

  7. silvia

    hola buenas ahora estoy yo haciendolo con cebolla ya os contare que tal ha salido.gracias
    un saludo