Patatas con chorizo

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a el 19 noviembre, 2008 / 14 Comments

Las patatas con chorizo son un clásico de la cocina. A mi me gustan con la salsa gordita, a mi marido más caldosas (como estas), así que cada vez tocan de una manera u otra, sólo depende de la cantidad de agua que se utilice para prepararlas. Es un plato que con el frío entra de maravilla y además es bien baratito.

patatas con chorizo

Ingredientes:

1kg de patatas

2 chorizos de asar

½ pimiento rojo

½ pimiento verde

2Cd cebolla blanca picadita

3 dientes de ajo grandes

2ct aceite de oliva

1 hoja de laurel

pimienta negra

pimentón dulce

sal

Preparación:

Pelar las patatas y reservar.

Lavar y secar los pimientos y picarlos.

Poner al fuego una cazuela alta con el aceite de oliva y pochar en ello la cebolla y los pimientos con una piquita de sal. Cuando comience a ablandar añadir los chorizos pelados y en rodajas no muy finas. Añadir un litro de agua y las patatas cortándolas por un lado y al final rompiendo (para que suelte el almidón y engorden la salsita). Incorporar los ajos pelados y picados finamente, la hoja de laurel y la pimienta recién molida.

Tapar la cazuela y dejar cocinar todo a fuego suave por espacio de unos 30 minutos (dependerá de la variedad de patata utilizada). Probar de sal y rectificar si es necesario. Añadir el pimentón al gusto, remover y dejar cocinar dos minutos más. Retirar del fuego y servir.

Notas dieta Weight Watchers (dieta W o dieta de los puntos):

Con estas cantidades tenemos 4 raciones de 7 puntos cada una. Para rebajar puntos lo más sencillo es prescindir del aceite para el sofrito (dejar que la cebolla y el pimiento cuezan a la vez que las patatas) con lo que quedarían 4 raciones de 6,5 puntos. Para ahorrar más puntos (y además dinero) prepararlo sólo con un chorizo, entonces tendríamos 4 raciones de 5 puntos cada una.

Etiquetas:

Divider

14 Responses to “Patatas con chorizo”

  1. MolyGalicia

    Ayss por Diooo….me encanta este plato…chica yo es que las patatitas me encantan de todas las maneras, hasta cocidas y con un chorrín de aceite, y si las hacemos como tú con el chorizito y el caldito buffff como para no pecar!!! jeje

    Besiños guapetona

  2. Ohhhh, a mi también me encantan con el caldo gordito, por eso a veces me destrozo una o dos patatillas jeje. Estos platos de cucharas son riquísimos y baratos, que falta nos hacee!! jeje
    Un beso Maby.

  3. Hola Maby. Vengo a visitarte recomendada por Marisa, ya que ayer coincidimos las dos en el plato, muy parecido y los dos buenísimos. Si te apetece, te invito a ver el mío. Un saludo!

  4. Moly, es que estas recetas típicas y clásicas de cuchara nos gustan a la mayoría, y con este frío entran de miedo.
    Besitos, guapa.

  5. Baxi, tú si que sabes, el vinito bueno que no falte. Eso y un buen pan y ya está media comida hecha, je,je,je.
    Un abrazo.

  6. Marisa, es que es la leche, ¿verdad? que con lo baratito que es encima esté bueno. Hay mucha gente que piensa que sólo lo muy caro y lo muy elaborado está rico, ¿y qué haríamos sin estos guisitos de siempre?
    Besitos.

  7. Hola Angie, bienvenida!! Pues ahora mismo voy a hacerte una visita a tu blog, gracias a Marisa por ponernos en contacto.
    Un saludo.

  8. ¿Y yo que nunca he probado ésto?
    Estoy convencida que lo que por aquí conocemos por “chorizo de comida”, para diferenciarlo del chorizo “revilla” que siempre llamamos así aunque no sea esta la marca, haciendo distinción entre el que se usa para guisar y el embutido tal cual, no es, decía, nada parecido al chorizo que ustedes alaban tanto en la península.
    Vamos, que yo con éste que nos llega siento un picor inmediato en la garganta, y una plenitud en la boca que me hace imposible comerme un guiso así. ESo por un lado me daría una ventaja: omitiría los chorizos rebajando al plato dos puntos (?), y me quedaría con el aceitito del sofrito que está de vicio.

    ¿Porqué lo sé? Porque el canario del campo muchas veces tuvo, para salir de apuros económicos y también por tradición, que tirar de menús a base de papas y cuatro tonterías de la huerta.
    Y esas papas pero en versión vegetariana y añadiéndole perejil picadito, que luego se acompañaban, no siempre, en el mejor de los casos con un trocito de queso de cabra fresco que hacía el abuelo o con un huevo duro para 6, se llamaban perejiladas, y… ¡¡menudo festín!!

    Me las has recordado y me ha entrado la nostalgia de ese sabor. No renuncio tampoco en algún momento acercarme a un super mayor, conseguir un poco de chorizo y probar porqué a ustedes les gusta tanto.

    Uhmmmmmm, la pinta es bárbara.
    Menos mal que aún no es ni la hora del desayuno o caería hoy.

  9. Adormidera, cuando tu quieras te mando por correo unos chorizos como estos, los compro en una carnicería a 5Km de casa, los hacen los propios caniceros y tienen en versión picante y en menos picante (supuestamente es dulce pero pica algo, la verdad), les quedan buenísimos y tienen poca grasa sobre todo cuando los tienen un poco curaditos, que de normal los tienen frescos porque los venden bien y no les da lugar a curarse mucho.
    Ya sabes que no te lo digo por decir, eh!! Así que si quieres no te entren vegüenzas y me lo dices.
    Muchos besitos.