Unos cardan la lana y otros se llevan la fama

14. 07. 2010


Para bien o para mal,  la mayoría ya sabemos cuánta verdad hay en el dicho popular que asegura que mientras unos cardan la lana, otros se llevan la fama. Una frase que puede trasladarse a aspectos muy diferentes de la vida, incluida la alimentación.

Resulta que el otro día estaba viendo yo un reportaje sobre una fábrica de aperitivos envasados (frutos secos, golosinas…) y me sorprendieron algunas cosas que vi y escuché, entre ellas un tema apasionante (jeje): los gusanitos. Si, esos chuches que antes sólo existían en paquete azul y que posteriormente tuvieron su versión “todo-en-uno” en forma de aspito, famosos en el mundo entero (o, al menos, en las tiendas de chuches de mi barrio donde por un duro se los compraba a mi prima pequeña).

Que  los falsos mitos y las leyendas urbanas están a la orden del día, también es algo conocido, ¿pero, que tiene esto que ver con los gusanitos? Pues resulta que cuando yo era pequeña (allá por el pleistoceno o así)  se decía que los gusanitos eran malísimos, que eran todo plástico, que se hacían con derivados del petróleo, etc… Vamos, que los gusanitos lo peor de lo peor, el Bin Laden de las golosinas (claro que entonces no conocíamos a Bin Laden, quien todavía debía andar entrenándose con la CIA para acabar con los rusos que luchaban contra Afganistán, lo que son las cosas).

Bueno, pues ahora resulta que nada es lo que parecía (igualito que el Bin Laden, oye) e igual que sabemos que el pescado azul SI es bueno para la salud cardiovascular, que el cerdo además de estar bueno es bueno (siempre que no te pongas morado a tocinazo) y que la mantequilla es menos perjudicial que la margarina (que parece muy sana pero en general está repleta de grasas trans) resulta que los gusanitos son de las chucherías más sanas que pueden encontrarse en un quiosco. En el reportaje del otro día las comparaban con patatas fritas y palomitas, por ser las que contenían ingredientes sólo naturales. Aseguraban que por la textura y forma parecen otra cosa pero que en sus ingrediente sólo están el maíz, el almidón de maíz modificado (esto de modificado no suena nada bien, así que si hay algún experto entre nosotros estaría bien que nos contara lo que quiere decir) y la sal.

Y me pregunto yo, ¿qué otros mitos alimenticios se han roto o creéis que deberían romperse? ¿Qué otros alimentos pertenecen al grupo “unos cardan la lana y otros se llevan la fama”?



16 Comments to “Unos cardan la lana y otros se llevan la fama”


nesa

Los donuts de chocolate!!!! siempre decían que se hacían con los donuts de azúcar que sobraban de las grandes superfícies o excedentes y es mentiraaaa…los bollycaos cuando era pequeña decían que se hacía la masa con plumas de aves…jojojoooooo y me da que no…y ahora no me acuerdo de más…

[Reply]

Marhya Reply:

jajajajaja, te juro que contigo nunca sé cuáneo hablas en serio o en broma. ¿De verdad decían eso de donuts y bollycaos??? No es que sea menos extraño que el hacer gusanitos de derivados del petroleo pero alucino igual.
¡¡Besos, guapa!!

[Reply]


Toñi(picapusa)

jajajaja lo de los donuts y bollicaos no lo había oido nunca !!
Mi hijo mayor dice que los nuggets de pollo se hacen de los picos ,culos y patas de los pollos, jajajaaja.

Ya había oido que los gusanitos no son tan malos como nos hicieron creer, si vas a ver.. es todo aire jolin jejeje.

besos!

[Reply]

Marhya Reply:

jajajajja, es verdad, pero aire barato, los aires de Ferrán Adriá son mucho, muchísimo más caros.

Y los picos y las patas no sé, pero lo de los cuos no serí tan raro, jajajajaja.

¡¡Besos!!

[Reply]

Maria Reply:

El otro día Jamie Oliver hizo nuggets de pollo con los desechos de varios pollos (piel, grasa, huesos y demás), triturándolo, y añadiéndole no sé qué más. Lo curioso es que lo hacía para que unos niños vieran lo asqueroso que son los nuggets industriales y aún así, después de fritos y con la forma de los nuggets que nos venden en la tienda, los niños se los comieron porque tenían hambre.

1beso.

[Reply]

Marhya Reply:

¡joder! perdón,pero es la exclamación que me sale. ¡Qué asquillo! Si, si el hambre aprieta dirían los críos, “pues vale, es lo que hay”, peropensar que tal vez de vuelta a casa sigan pidiéndolos… puajjj!!
Besos.


Maria

Lo malo de los gusanitos es el aceite en que lo fríen y el glutamato que le ponen, aparte de la sal que llevan. Me parece que son mejores las tortitas de maíz que venden en supermercados o herbolarios.

1beso.

[Reply]

Marhya Reply:

A mi las tortitas de maíz me saben a palomitas. En casa las palomitas las hacemos en la palomitera así que no llevan nada de grasa añadida, creo que costó 12 euros hace años(aúnno vivíamos en el pueblo así que hará unos 8 o así que la tenemos) y si que le damos uso.
La verdad que con lo de los gusanitos (que por otro lado no me gustan mucho) me picaron la curiosidad, el próximo día que vaya al super pienso mirar los ingredientes que lleva, a ver cuántos y cuáles son.

Besos.

[Reply]


Blo

No conozco los gusanitos, pero los comentarios me hicieron recordar que la madre de un amigo me decía que el caldo de pollo en pastilla (o en polvo) se hacía con los intestinos, picos, patas y hasta plumas! de los pollos.
Durante mucho tiempo no usé caldo de pollo en pastilla, pero bueno…ahora si lo uso :s aunque ahora me me recordaron eso no sé si lo seguiré usando, yo soy muy fácil de sugestionar >_<

[Reply]

Marhya Reply:

Blo, lo de las plumas no lo sé, pero si creo que usan las cabezas y las patas. Yo nunca uso caldo de pastilla. No sé en Italia pero en España hasta hace no muchos años era común si comprabas un polloentero que vieniese con cabeza y patas, ahora no las ves nunca, no sé si las usan para los cubitos o los bricks de caldo, pero cuando menos es curioso.
Besos.

[Reply]


Donibaneko

Si te digo la verdad, prefiero que lo de modificado de los gusanitos se quede como esta en la “bella ignorancia” jejeje!!. me encantan soy como una niña, para ver pelis ni pareja me compra siempre 2 bolsita de la de toda la vida y soy la mas feliz del mundo…

Lo de los nuggets de pollo ya lo sabia, trabaje un tiempo en una empresa que hacia cosas de estas y francamente eso y los frankfurt… es para morirse del asco, pero claro, mi amiga trabajaba en una de zumos y ni quieras que te cuente la gusanada y no de maíz jejeje!!!
Es mejor la comida casera o… la bendita ignorancia
Un beso guapa!!!

[Reply]

Marhya Reply:

jajajaj, madre mía, menos ma que no estoy comiendo en este momento, jajaja.
Lo de las frankfurt, el marido de una amiga era muy tikismikis para comer y todas las noches se cenaba sus frankfurts con ketchup hasta que le cogieron unos meses a trabajar en una fábrica de ellas: no ha vuelto a comerlas, ahora sólo quiere filetes a la plancha.
¡¡Besos!!

[Reply]


cotty

Dios mio, a mi, Mi Padre me decia que la bolonia era hecha de las nalgas de los caballos!!!!!!!! jajajajaj… hasta la fecha no he querido investigar, pues me gustan mucho los sandiches de bolonia.

Besos bella! te he leido toooodas las entradas proximas, como siempre fenomenales…

=)

[Reply]

Marhya Reply:

Cotty, yo creo que esa es de cerdo (no me hagas mucho caso) pero la cecina de equino (también la hay de vacuno y de caprino) que por aquí se estila mucho si que es como un jamón pero de caballo en lugar de cerdo, para que nos entendamos. Te aseguro que es una delicia, pero claro, comprendo que a muchos les de lástima comer caballo, conozco a mucha gente que le ocurre eso.
Besos.

[Reply]


polita

La verdad es que casi todos los alimentos industriales llevan bastantes guarrerías, que en casa se evitan divinamente.

Besotes!!!

[Reply]

Marhya Reply:

Has hecho un resumen perfecto, jeje.
Besos.

[Reply]


Deja un comentario


(se mantiene privado)


|







Esta semana destacamos



15 deliciosas recetas, dulces y saladas, elaboradas con manzanas.
    Leer post>>

Sigue En Mil Batallas


Copyright

Todas las fotos y textos compartidos en enmilbatallas.com son propiedad de María A. Ballesteros © 2007-2014, a no ser que se indique lo contrario. Ninguna de estas fotos y/o textos puede sen copiados o publicados sin permiso por escrito de María A. Ballesteros. Derechos Reservados.