Libros: series juveniles de ayer y de hoy

Escrito por Marhya en Cultura, Literatura el 11 octubre, 2010 / 13 Comments

Siempre me han gustado las series de novelas juveniles. Tanto hace unos años como en la actualidad, las series de intriga juvenil suelen tener buena acogida por parte del público lector, y en general hacen disfrutar a gente de diferentes edades. Y digo juveniles aunque quizá debería matizar más y decir adolescentes o, incluso, preadolescentes.

Si hace unos años en la mayor parte de las series de intriga juvenil, dicha intriga formaba parte de una intriga de tipo policíaco, con peligrosos ladrones que terminaban siendo desenmascarados por los protagonistas de la serie, en la actualidad proviene sobre todo de fuerzas oscuras que amenazan de uno u otro modo al mundo, que permanece en babia mientras un reducido grupo lucha por librar a la humanidad de un peligro que ésta no es consciente de estar corriendo. En ambos casos, se trata de una lucha entre el bien y el mal, eterno tema al que recurrir, y es que casi nunca cansa.

Mientras las series juveniles de antaño solían fomentar la camaradería y estaban protagonizadas por muchachos/as normales y corrientes, que se unían en grupos de amigos o familiares  hoy en día priman los grupos raciales (entendiendo por raza no la etnia si no la especie; los humanos, los vampiros, los hombres lobo, etc…) y raramente falta el romance adolescente, que es en buena parte el tema que domina la trama. Y mientras antes era casi imprescindible la presencia de una mascota, hoy es ésta una figura que a penas aparece.

Otra de las grandes diferencias que veo entre las series de novelas de intriga juvenil de antes y de ahora, es que las de hace unos años contenían siempre cierta moralina, y en algunos aspectos resultaban incluso un tanto infantiles, mientras que las de hoy contienen bastantes elementos más propios de la literatura adulta que de la infantil.

Entre las series de intriga juvenil que triunfaron en mi adolescencia (y algo más atrás) están la de Trixie Belden, Los cinco, PAKTO secreto, Puck, Los Hollister o Los siete secretos. Hoy en día están en la cima de las listas de éxitos Crespúsculo, Crónicas vampíricas o la Saga Medianoche, entre otras.

¿Qué creéis que pensarían los adolescente de hoy de las series de antaño? ¿Y los adolescentes de antaño de las series de hoy? ¿Qué series os gustan  u os gustaban a vosotros? ¿Creéis que la series de entonces están desfasadas? ¿Y que las de ahora soportarán bien el paso del tiempo?

Etiquetas:

Divider

13 Responses to “Libros: series juveniles de ayer y de hoy”

  1. Luisi

    Marhya, estoy de acuerdo contigo, me gustaban mas las de antaño, y a mi hija se lo he inculcado asi, y a mis sobrinillas las leo cuentos de los de toda la vida y espero que aprendan a leer cosas que tengan sentido.
    Un reportaje estupendo.
    besos y feliz semana

    Marhya Reply:

    Bueno, yo no digo que me gusten más las de antes que las de ahora, a mi me gustaban las de antes y leo las de ahora, de hecho me gustan mucho. Algunas de las de antes creo que han quedado un tanto desfasadas y muy para el público infantil, aunque no sé qué envejecer tendrán las de ahora. Yo disfruto de unas y otras, y ahora desde mi perspectiva adulta dejaría leer las de antes a un púlbico de menor edad y las de ahora creo que las puede disfrutar más el público de más edad.
    Besos.

  2. Bueno bueno, te diré que la serie que leí en mi niñez-adolescencia fue mujercitas, ése clásico de Alcott que comenzaba con Mujercitas, seguía con Aquellas mujercitas, luego con Hombrecitos y culminaba con Los muchachos de Jo, aún tengo en mi biblioteca ésos tomos que tanto me apasionaron y guardo con especial cariño el primero que leí que fue Aquellas mujercitas libro que está dedicado por mis abuelos a mi madre en su noveno cumpleaños…

    Marhya Reply:

    ¡Cris, “Mujercitas” creo que es el libro de la infancia de toda ávida lectora! Qué maravilla guardar un ejemplar de hace tantos años, ¿cuántas generaciones de niñas los habrán disfrutado?
    Besos.

  3. La verdad es que las series de antes me gustaban mucho más que las de ahora, claro que también puede ser porque ahora no tengo la edad que tenía entonces. Lo que sí me acuerdo es que disfruté muchísimo leyendo el libro de Mujercitas, Las aventuras de Tom Soyer, etc.
    María, para tu información te diré que acabé estos días de leer el libro Conversaciones entre costuras y me encantó. No sé si ya lo has leído pero si no es así, te lo recomiendo.
    Un besito
    rosa

    Marhya Reply:

    Rosa, gracias por la recomendación. ¿Tiene algo que ver con “el tiempo entre costuras” o nada de nada? A ver si te acuerdas del autor para buscarlo.

  4. Hola guapi,
    A mi me encantaba la serie de los Cinco … no los leía, práctimanete los devoraba, aunque hay que reconocer que claro, eran bastante infantiles, mientras que las Saga de ahora son más románticas y tratan temas como el sexo o el amor que en nuestra época era tabú …
    Me encantó mi época, pero ahora estaría más informada de muchos temas que antes ni soñarlo … jajaja.
    Un besito

    Marhya Reply:

    Yolanda, a eso me refería, a que ya desde el punto de vista adulto me apetece más leer las de ahora aunque en su día he disfrutado mucho de las de antes. Los tiempos cambian y nosotros con ellos.
    Besos.

  5. Y Torres de Malory??? Me chiflaba esa colección… Las alternaba con las novelas de Emilio Salgary y las de Aghata Christie. Para ciertos libros no hay edad…

    Marhya Reply:

    ¡Torres de Malory!! Si, si, otra de las míticas series de Enid Blyton, yo creo que de ahí nació en cierto modo Puck, no sé, es impresión mía pero parecía la versión moderna (de entonces) de la primera.
    Besos.

    polita Reply:

    Yo a Puck no llegué, pero contrastaré tu opinión con gente más jovencilla.

    Besotes!!!

    Marhya Reply:

    Puck yo creo que es de los primeros ´80.