Cestitas crujientes rellenas de marisco

Escrito por Marhya en Gastronomí­a, Tapas, pinchos y entremeses el 12 diciembre, 2012 / 12 Comments

¿Cuándo se pondría de moda (o desde cuándo se habrá convertido en una tradición) servir marisco en los menús navideños? No losé y me ha entrado la curiosidad, supongo que en un tiempo en que la gente empezaba a manejar más dinero del de hasta entonces o en que se popularizó el precio del mismo, no lo sé, y se consideraba que era una fiesta tan importante como para hacer el esfuerzo monetario y darse el gustazo. O no. Pero me ha entrado la curiosidad. Y ahora que ya es (o era) algo habitual, llega Paco con la rebaja y el marisco en muchos hogares se vuelve algo prohibitivo o casi. Pues para esos casos traigo yo estas cestitas, un apaño económico para matar el gusanillo de marisco, un picoteo rico para presupuestos cortos. Pero muy rico, eso si, y un contraste crujiente-meloso entre las cestitas y el relleno, que también es una gozada.

Cestitas crujientes rellenas de marisco

Cestitas crujientes rellenas de marisco

Ingredientes:

16 obleas para empanadillas
10 barritas de surimi
una lata (65gm escurridos) de mejillones al natural
6 langostinos medianos o pequeños crudos
325ml de leche (taza y media)
3 y ½ Cd harina
2Cd aceite de oliva virgen extra
2Cd mantequilla
nuez moscada
1Cd vino blanco seco
sal

Cestitas crujientes rellenas de marisco

Preparación:

Picar muy fino el surimi y reservar.

Colar (y reservar) el líquido de los mejillones y picar los mejillones no muy finos.

Pelar los langostinos y picar cada uno fino.

Poner cada oblea de empanadilla sobre un molde de silicona para magdalenas (el molde boca abajo) y doblar ligeramente para que tenga forma de cestita. Hornear a 200ºC durante unos 5-7 minutos, retirar y dejar enfriar antes de desmoldar.

Poner al fuego un cazo con el aceite de oliva virgen extra y la mantequilla y rehogar un minuto los langostinos, el surimi y los mejillones. Incorporar la harina y mezclar bien, dejando que coja un poquito de color. Añadir la leche, el vino, el líquido colado de los mejillones y un pellizco de sal y nuez moscada al gusto y cocinar sin dejar de remover, hasta que espese ligeramente (no debe quedar tan grueso como para croquetas, ligado y cremoso pero no muy denso, al enfriar espesa más).

Dejar templar un poco y rellenar con ello las cestitas crujientes.

Yo lo he servido templado, frío o caliente también está bueno.

Cestitas crujientes rellenas de marisco

Etiquetas:

Divider

12 Responses to “Cestitas crujientes rellenas de marisco”

  1. Me encanta esta idea de entrante para Navidad. Delicioso y muy vistoso.

    Besos.

    Marhya Reply:

    Me alegro mucho de que te guste, Silvia.
    Besos.

  2. Un contraste tierno y crujiente que me parece perfecto para combinar el placer de comer marisco pero sin dañar el presupuesto, ideal me imagino también cuando somos muchos en comer, ¿verdad?
    Qué partido le sacas a estas obleas marhya, cada vez me dejas impresionada jejeje
    Besos,
    Palmira

    Marhya Reply:

    Si, ya ves, 16 cestitas y llenan.
    jajaja, pues a ver si me contratan para un recetario, jajaja.
    Besos, guapa.

  3. Es una idea estupenda, con las obleas hago simples empanadillas, no me hubiera ocurrido hacer cestas con ella. Intentaré hacerlas este fin de semana pero en vez de marisco haré algo más sencillo y económico para el relleno.

    Marhya Reply:

    Welzen, en el blog hay alguna idea más con ellas, como un relleno de pollo, otro de morcilla y manzana, otro de verduritas…
    Besos.

  4. Qué buena idea! Me la llevo porque nos gusta mucho el picoteo sencillito para estos días y me han encantado las cestitas.
    Apuntado queda!
    Gracias y un beso gordo

    Marhya Reply:

    Me alegro mucho de que te guste, Pilar.
    Besos.

  5. La verdad es que si nos ponemos a pensar de donde viene cada receta o tradición nos volvemos locos. Sea como fuere no puede sentirse la gente obligada a comer algo cuando no se lo puede permitir asi que tu propuesta me encanta. Que estos dias sean fiestas para todos.
    Besines

    Marhya Reply:

    Me alegro un montón de que te guste, Bertha.
    Un beso.