Caldo de mejillones

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a el 26 Septiembre, 2013 / 2 Comments

Tener siempre a mano en el congelador una o dos botellas de caldo de mejillones es una idea muy práctica. Para dar sabor a un arroz, para enriquecer una sopa de pescado o marisco (o para preparar una de forma rápida y sencilla aprovechando si ha sobrado algo de pescado blanco cocinado, con un poco de pasta o tapioca) u otras preparaciones, viene muy bien. Dejarlo preparado el día que tienes mejillones frescos y congelarlo, una vez frío y colado, en botellas (recuerda: siempre sin llenar, que luego al congelar el líquido aumenta de volumen)  es lo mejor, lo más cómodo y práctico.

Caldo de mejillones
El otro día, en la entrada de las alubias blancas con mejillones (aquí)  os decía que una vez abiertos al vapor retiraba la valva (concha) sin carne y usaba para el plato únicamente la valva con carne. Pero esa valva sin mejillón, no la tiré, sería una pena, un desperdicio innecesario, porque con ella como base y poco más puede hacerse con el mínimo trabajo, un caldo riquísimo, lleno de sabor.

Caldo de mejillones

Si soléis usar mejillones y los preparáis usando sólo la valva que contiene el mismo o en una preparación donde se sirvan los mejillones sin sus valvas, no los tiréis y probad a prepararlo y guardarlo en el congelador. El día que lo uséis, agradeceréis haberlo hecho.

Ingredientes:

unos 300-400gm de valvas de mejillón limpias
3 tomates de rama, bien maduros
una cebolla blanca mediana
2 dientes de ajo grandes
una zanahoria grande
2 hojas de laurel
4gm de espagueti de mar (alga)
¼ ct bayas de pimienta negra

Preparación:

Poner en una olla rápida las valvas de mejillón, los tomates limpios, la cebolla peladas y cortada en 2-4 partes, los ajos pelados, las algas, la zanahoria pelada y cortada en ruedas gruesas, el laurel y la pimienta.

Cubrir todo con 1 y ½ litro de agua del tiempo, cerrar la olla y ponerla al fuego. Contar 20 minutos desde el momento en que suba la válvula (el tiempo dependerá del tipo de olla empleada).

Colar bien y dejar enfriar antes de embotellar y congelar.

Etiquetas:

Divider

2 Responses to “Caldo de mejillones”

  1. ¡Qué idea más buena Marhya! Muchas veces cuando no lo uso enseguida conservo el agua que sueltan los mejillones al cocerlos pero nunca se me habría ocurrido usar la válvula vacía para preparar caldo. Apuntada la idea para los próximos mejillones que entren en casa!!!!
    Besos,
    Palmira

    Marhya Reply:

    Palmira, pues ya verás como te viene muy bien, hombre, no es la concentración de sabor intenso del agua de abrirlos, pero con el añadido las verduritas y eso tienes un caldo muy rico para muchos platos.
    Besos.