Entrevista a Julia Ortega

Escrito por Marhya en Actualidad, Cultura, Gente, Literatura el 12 noviembre, 2013 / 2 Comments


Seguro que muchos de vosotros ya conocéis a Julia Ortega. Para quienes aún no tengáis el gusto, os presento a esta barcelonesa, historiadora especializada en medievalismo y escritora de novelas de creciente éxito; “Carnaval”, “No somos dioses“ y “Lealtades enfrentadas” son su mejor carta de presentación, pero se guarda más novelas en el bolsillo que irán viendo la luz próximamente.

Julia, muchas gracias por tu tiempo para esta entrevista. Para quienes aún no te conozcan, ¿te quieres presentar?

Soy Julia, tengo 41 años y llevo más de 15 años dándole a la tecla, inventando historias que lleguen al corazón de la gente. A veces con un mensaje como trasfondo y otras sólo por el puro placer de entretener a los lectores y hacerles olvidar de los problemas del día a día. Si puedo confiar en mis lectores, diría que lo he conseguido.

De las novelas tuyas que podemos encontrar a la venta, ¿qué nos puedes decir de cada una de  ellas para que nos entren unas ganas locas de comprarlas?  

Podéis encontrar a la venta en Amazon “Carnaval” y “Lealtades enfrentadas”; cada una es un mundo distinto, especial; no diré que original (eso sería una utopía), pero sí son muy personales. Viscerales, pasionales; llenas de fuerza y dramatismo. No son novelas muy comerciales, cierto, pero sí se leen con facilidad, son amenas, y los personajes tienen la virtud de resultar entrañables a mis lectores. Me gusta quedarme con eso; siempre me quedo con lo positivo de todo.

En tu novela “Lealtades enfrentadas”, el tema lésbico asustó, digámoslo así, a algunas editoriales. ¿Crees que el mundo editorial está más alejado de la sociedad de lo que aparenta? ¿Te cerró puertas o al mismo tiempo que te cerró algunas, te abrió otras?

Digamos que el don de la oportunidad no me vino de serie en el paritorio. Como alguien dijo una vez: “Deberías haber escrito esa novela en 2005 coincidiendo con el boom del matrimonio homosexual en España”. Quizá, no te digo que no hubiera sido buena idea. Pero las novelas se escriben cuando el corazón y la mente lo reclaman; se sienten, no se piensan. Aparecen cuando han de aparecer, ni un minuto antes ni uno después. Además, estamos frente a mi novela más personalísima, por lo tanto no se podía calcular fríamente el mejor momento de escribirla y publicarla. De ningún modo. Quizá dentro de unos años, con otras ideologías, otro gobierno, otra sociedad, otro mundo en general: más abierto, más receptivo, la novela coseche más alegrías que hoy. Y no me quejo, eh, no quisiera que se interpretara esto como una queja. De ningún modo. Los lectores que la han leído la han valorado positivamente. De los otros no sé nada. A lo mejor ronda por ahí gente que la ha leído y no le ha gustado. Gente que se calla por la razón que sea, me tiene sin cuidado. Yo no me como a nadie, ni muerdo ni grito; me gusta que me digan las cosas claritas, pero si la gente no se anima o no se atreve a ser sincera, allá ellos. Sí, el mundo editorial en general sólo apuesta por lo políticamente correcto, por lo que se vende y es más rentable. Y no les culpo. En absoluto. Si yo fuera editora, tampoco me arriesgaría con según qué géneros o autores. Hay que ser realista siempre.

Julia Ortega

Cuando la idea para una nueva novela acude a tu mente, ¿sigues siempre el mismo método de actuación para crearla y escribirla, tienes unas costumbres fijas o te dejas llevar y cada una de ellas te exige modificar tu forma de trabajar?

Cada novela es un mundo y cada una la afronto de manera muy particular. Hay novelas que se escriben con el alma, que ya estaban escritas en mi mente y sólo tenía que ponerme a teclear. Hay otras más complejas, que requieren meses, incluso años de investigación antes de abordarlas, y aún así todos los días descubres algo nuevo que añadir, cambiar, quitar… Me gusta tener un mínimo eje vertebrador que me ayude a saber por dónde voy y me evite problemas, retrocesos, etc. Manías de escritora no tengo. Me gusta escribir de noche, aunque en los últimos meses he debido cambiar mis horarios. Y mientras pienso la novela escucho su banda sonora, porque a menudo me inspira escenas y diálogos.

¿Escribes el tipo de historia que te gustaría leer o Julia Ortega escritora es muy diferente de Julia Ortega lectora?

Sí, escribo libros que luego pueda leer sin sentir vergüenza, jeje. Pese a eso, reconozco que me encantaría escribir novela negra, pero es un género que me viene muy grande y, al contrario de otros autores más temerarios, prefiero (por el momento) moverme en espacios más familiares en los que me sienta más a gusto. Me gusta lo romántico y lo histórico. En estos últimos tiempos estoy probando la comedia y la erótica, aunque sólo Dios sabrá que saldrá de eso… Digamos que Julia lectora lo devora todo, sin apenas restricciones, pero Julia autora prefiere pisar sobre seguro, no dar pasos en falso y no hacer cosas que la sobrepasen. Unos lo llaman cobardía. Yo lo llamo prudencia.

En este complicado panorama económico y editorial, ¿es más difícil escribir una novela o verla publicada y a la venta?

Admito sin tapujos que siempre he escrito con el fin de publicar. Lo de guardar novelones en el cajón o en algún viejo arcón no es lo mío. Me educaron para que todo lo que hiciera tuviera provecho y lucro. Lo siento. Aún no lo he conseguido, pero moriré en el intento, puedo asegurarlo. Afortunadamente, echo la vista atrás y me quedo maravillada de cómo han cambiado las cosas desde 1996 hasta hoy. Y lo celebro, y lo aplaudo; me congratulo y me aprovecho de ello sin remordimientos. Uno tiene que tener siempre muy claro adónde quiere llegar y adónde puede llegar. Porque no siempre el querer y el poder van de la mano. Recientemente he descubierto que me siento más cómoda publicando en Amazon, donde yo decido cómo y cuándo salen mis novelas a la venta. Y donde las rencillas típicas y los conflictos de egos no tienen cabida. Otra cosa es, una vez está la novela publicada, conseguir que te lean. Eso es un empeño diario, sin tregua, sin descanso, y con alguna que otra satisfacción que te mueve a seguir otro día más. Todos los días me rompo la cabeza (casi literalmente) ideando nuevas formas de promocionarme que no supongan un menoscabo en mi exiguo presupuesto. Sé de gente que se pasa las 24 horas del día enganchado a Internet hablando de sus libros, ¡bienaventurados ellos que pueden hacerlo! Yo no puedo. Conclusión: no hay nada fácil, ni regalos ni atajos. El que quiera peces, que se moje el culo.

Siendo medievalista, aún no has publicado una novela tuya de ambientación histórica. ¿Te sientes más cómoda escribiendo novelas más actuales o es algo que simplemente no ha surgido aún? ¿Podremos leer algún día una novela tuya de ambientación medieval o novelarás la vida de algún personaje real, o es algo que no te has planteado?  

Ah, que no cunda el pánico. Tengo dos proyectos sobre la mesa, a corto plazo, ambientados en el pasado (uno en el siglo XIX y otro en el siglo XVI). Y sí, me da vueltas una historia en dos tiempos: actual y medieval. Pero sólo es eso de momento: una idea revoloteando por mi cabeza. Quiero creer que llegará a algo, pero todavía es muy pronto para saberlo. De momento la saga Conquistando horizontes nos traslada a la Irlanda rural de 1845, y desde allí nos llevará hasta Inglaterra, Nueva York y California. Y hasta ahí puedo contar. En cuanto al otro proyecto, sólo decir que se ambienta en la Inglaterra Tudor. Los proyectos son muy tentadores pero también muy complejos, así que pido a mis lectores paciencia. Si algo he aprendido en estos casi 18 años de oficio es que las prisas son malas consejeras.

¿Alguna vez sientes el miedo a la hoja en blanco?  

Pues no. Tengo diversos miedos y fobias. Pero la hoja en blanco es solo eso, y no me provoca ni temblores, ni taquicardia, ni estrés ni traumas. Me ocurre más a menudo que, pasados unos cuantos capítulos, sufra pequeños bloqueos, inseguridad y miedo a no hacer bien las cosas. Pero llega en pleno proceso. Lo difícil no es empezar… es acabar.

¿Hay algún autor, alguna película o canción que te haya inspirado especialmente a la hora de escribir? ¿Te influyen de algún modo las novelas que lees, las cosas que ves en la vida diaria?  

¿Una solamente? Imposible. Autores, unos cuantos bastantes; películas, cientos; canciones, miles. Me nutro de todo lo que circula a mi alrededor, bebo de todas las fuentes que hallo a mi paso. No desprecio nada, aunque por supuesto priorizo porque hay cosas que me interesan más que otras. Pero nunca puedes adivinar de dónde va a salir la próxima novela, qué la va a inspirar, qué escenario es el más favorable o qué lectura te va a aportar más datos claves. Es un misterio maravilloso que se resuelve sobre la marcha.

Gracias por tu tiempo, Julia. ¿Hay algo que quieras añadir antes de despedirnos?  

Gracias a ti por la oportunidad de darme a conocer. Después de más de quince años de oficio me niego a considerarme autora “novel”, pero admito que aún soy poco conocida y por ello valoro muchísimo a todos los que me ofrecen su ayuda. MIL GRACIAS. Te pongo aquí el enlace a mi blog general como lectora y bloguera: El rincón de las palabras perdidas. Por cierto, el día 1 de diciembre cumplimos 5 añitos.   http://juyjo.blogspot.com

Etiquetas:

Divider

2 Responses to “Entrevista a Julia Ortega”

  1. Muchas gracias Marhya por darles un espacio en tu blog a estas autoras para que puedan hablar de ellas y de su pasión por escribir, lucha por publicar y trabajo para promocionar!
    Besos,
    Palmira

    Marhya Reply:

    Gracias, Palmira. Hay mucho talento oculto, es una pena que se les ponga tantas trabas para que salga a la luz.
    Besos.