Fritada de garbanzos sin garbanzos

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a, Personales el 23 Junio, 2014 / 10 Comments

La receta que publico hoy es una fritada de garbanzos sin garbanzos. ¿Sorprendente? Quizá. Miles de familias en España pasan hambre. 3 millones de personas en España no tienen acceso diario a la alimentación básica.

La Obra Social La Caixa está inmersa en una campaña (que he conocido a través de Bloguzz) para recaudar alimentos que irán a parar íntegramente a Cruz Roja, para ser repartidos entre miles de familias que los necesitan. En este enlace  puedes ver la forma o formas de colaborar, si te apetece hacerlo.

Fritada de garbanzos sin garbanzos

Yo hoy pongo la fritada, ¿pones tú los garbanzos? Podéis entrar en este enlace y donar el equivalente al valor de un kilo de garbanzos. O llenar un #carritosolidario en esa misma web y donarlo. O enviar un sms con la palabra HAMBRE al 28029 y el importe del mismo será donado íntegramente a Cruz Roja. Podéis ver todas las difernetes formas de colaborar en el enlace anterior.¡GRACIAS!

Aquí podéis ver el vídeo de la campaña.

Y ahora os dejo con la receta.

Ingredientes:

1 pimiento rojo carnoso
1 cebolla amarilla mediana
1 pimiento verde tipo italiano
1 zanahoria mediana
3 dientes de ajo grandes
150gm de jamón en daditos
aceite de oliva virgen extra
una guindilla de cayena
un golpe de pimienta negra recién molida
sal

Fritada de garbanzos sin garbanzos

Preparación:

Pelar la cebolla y la zanahoria y picarlas finas. Ponerlas a sofreír suavemente en una sartén con un chorretón de aceite de oliva, la guindilla picada fina y un pellizco de sal.

Mientras, limpiar los pimientos e ir picándolos en daditos. Añadirlos a la sartén junto con el jamón en cuanto la cebolla empiece a estar blanda.

Pelar los ajos, picarlos e incorporarlos a la sartén cuando los pimientos ya estén blanditos y empezando todo a coger color. Aderezar con la pimienta y mezclar bien.

Probar de sal y antes de que se doren de más los ajos, retirar…. o añadir los garbanzos, mezclar y retirar.

Etiquetas:

Divider

10 Responses to “Fritada de garbanzos sin garbanzos”

  1. Qué haya gente que cuya comida no sea ni la base de una receta nuestra es triste, muy triste…

    Besotes y buena semana.

    Marhya Reply:

    Si, y por desgracia cada día son más que el anterior.
    Un beso, guapa, feliz semana.

  2. Lo malo de todo esto es que cada vez hay más gente que no puede ni comer garbanzos 🙁 estamos dejando un mundo horrible a nuestros hijos, acabando con todo lo que consiguieron nuestros padres…tantas cosas feas que no me gustan Maryha 🙁
    Preciosa iniciativa amiga 🙂
    feliz semana 🙂

    Marhya Reply:

    Es verdad que cada día que pasa es peor al anterior, y lo pero es que podemos acabar viéndolo como normal cuando no lo es. En Navidad suele haber campañas y el resto del año la cosa decae, sobre todo en verano cuando además se junta todo con que los niños en edad escolar se quedan sin el servicio de comedor, que en muchos casos es lo que va salvando a algunas familias.
    Besos.

  3. Toñi Picapusa

    me has sorprendido con lo de fritada de.. pero sín jajajaja, ahora lo comprendo todo!!
    que bonita iniciativa y que útil!!

    Marhya Reply:

    Gracias, guapa.
    Un beso!!

  4. Bego (La cocina de Samira)

    Por desgracia, cada vez hay mas gente pasando necesidades básicas . Si todos pusiésemos nuestro granito de arena sería ideal.
    Es una tristeza 🙁
    Estupenda propuesta mi niña.
    Besinos.

    Marhya Reply:

    Y lo peor, Bego, que no tiene pinta de que se esté llegando al límite y luego se recupere lo perdido.
    Besos.

  5. Isa

    ¡3 millones de personas! No sé como a algunos (ya sabéis a quienes) no se les cae la cara de vergüenza.
    La Obra Social de La Caixa, aparte de esta inicitiava con Cruz Roja, suele entregar cheques de dinero canjeables en las tiendas y en los cheques pone si es para alimentación básica, alimentación infantil, material escolar… etc. así que está bien organizado, no creáis que luego haya quien pueda malgastar los vales.
    Sis, en cuanto a lo que comentas de que en verano la cosa decae… justamente ayer y hoy han estado los del Banco de Alimentos en mi hiper (e imagino que en todos los de la zona). A mi cada vez que vienen, me gusta mucho ver que en el 90% de las compras hay algo para ellos y que no son sólo las personas de cierta edad las que colaboran (amas de casa o personas muy mayores, que igual recuerdan o saben mejor lo que es pasar hambre) las parejas jovenes y las cuadrillas de chavales/as que vienen a por las cosas para las barbacoas o para los litros e ir de fiesta, también contribuyen.
    Para que lo tengáis en cuenta si queréis acercaros al Banco de Alimentos de vuestra ciudad a entregar algo o la próxima vez que los veáis en el mercado o comercio donde hacéis habitualmente las compras, os cuento la conversación que he tenido con una de las voluntarias: le he comentado que ayer en una de las compras pasé potitos y papillas para ellos y le he preguntado que si les venía bien (aparte de porque yo también al acabar de trabajar iba a hacer compras, por si me preguntaba algún cliente qué podían entregar) y me ha dicho que alimentación infantil era lo que mejor les venía porque parece que todos nos vamos a lo básico, lo que sabemos que puede venir bien en cualquier casa en la que los están pasando mal porque además de cundir y llenar mucho, es barato, se conserva bien, es fácil de transportar etc. como arroz, aceite, leche, legumbres, pasta, latas de atun… y al final nos olvidamos un poco de los más pequeños que todavía necesitan otro tipo de alimentos. Lo cuento porque estoy casi segura de que es algo generalizado, yo he echado la vista atrás a otras veces que han venido y alguna otra vez si he pasado potitos, etc. pero no habrá sido ni un 2% de lo que se han llevado e imagino que será parecido en todas las regiones.

    Marhya Reply:

    Es verdad, recuerdo que cuando la campaña de Navidad dijeron que lo que hacía falta era leche de continuación, porque muchas madres por la mala nutrición (y que no comían igual más de una vez al día) y los nervios de la situación no podían dar el pecho, se quedaban sin leche y hacía mucha falta.
    Besos.