10 cosas sobre mi que quizá no sabías

Escrito por Marhya en Personales el 3 Julio, 2014 / 22 Comments

Después de una mini encuesta en FB a raíz de alguna pregunta sobre mi y de un par de correos casi seguidos donde se me reñía (más o menos) por no publicar nada personal desde tiempos inmemoriales, he decidido aprovechar el verano en que todo es más distendido para publicar algunas entradas más personales, que es verdad que llevaba tiempo queriendo recuperar esa parte del blog pero no sabía muy bien cómo hacerlo ni si le interesaría a alguien o no. Para que sepáis quién esta detrás de este blog. Y según vaya, pues seguiré o no con ellas llegado el otoño.

Cosas que forman parte de mi

Como están creciendo mucho últimamente las visitas al blog y eso quiere decir que muchos aún casi no me conocéis y los que lleváis más tiempo a veces me lanzáis alguna pregunta, me ha parecido buena idea recuperar estas entradas personales contándoos 10 cosas sobre mi que (creo ) aún no había comentado nunca en el blog. ¡No esperéis secretos de estado ni la contraseña de mi correo personal! Jejeje, simplemente cosas sencillas que quizá os sirvan para haceros una idea más ajustada de quién o cómo soy. ¡Un destape real y virtual, pero moderado, que una tiene sus vergüenzas! 😉

1.- Mi primer trabajo fue a los 16 y de canguro. Algunas noches de fin de semana (casi siempre sábados) iba a cuidar a dos niñas pequeñas mientras su madre salía a disfrutar de la noche. Cuando llegaba ya estaban dormidas y la “jefa” me tenía preparadas sábanas y mantas en el sofá-cama de la salita. Tenía tiempo de estudiar y de dormir antes de que por la mañana las peques despertaran y me asaltaran para jugar un rato, hasta que su madre volvía, a veces a media mañana. No era para matarse ni mucho menos y me permitía tener un dinerillo para mis gastos y tiempo para salir otros días de la semana.

2.- Por un problema de salud estuve a punto de no poder ir a estudiar lo que quería. Mi alternativa para no perder el año era matricularme en un curso de masaje terapéutico y deportivo, que me llamaba mucho la atención, pero afortunadamente finalmente pude hacer lo que quería. Pero el masaje no quedó en el olvido, pude hacer un curso un verano (a menor escala, claro, de menos horas y sin homologación, ni titulación) que me gustó mucho.

3.- Tengo vértigo, me dan miedo las alturas. No tengo problema en asomarme a una ventana de un piso alto, porque me siento segura, pero tenía de chavala una compañera de clase que vivía en un piso 12 y me daba pánico asomarme al balcón de su casa. Si me siento segura puedo incluso subir a una escalera de mano alta (he estado días enteros podando en ellas en mala postura) pero me dan miedo cosas que veo inseguras como las escaleras del metro de Bilbao sobre las vías, que son de esas abiertas donde entre escalón y escalón no hay nada. También el puente de Calatrava en Bilbao, por ejemplo, que tiene el suelo acristalado me aco**na mucho. He hecho rappel una vez hace muchos años en Jaca y no me dió un jamacuco porque me fiaba de las personas con las que íba, de la seguridad y de que era un lugar alto pero no peligroso, pero tampoco me quedaron ganas de repetir.

4.- Siempre he sido de gintonics, que ahora es algo incluso aburrido por la moda pero que en mis tiempos adolescentes era hasta raro porque lo que se llevaban eran los combinados dulces (Lugumba, Cointreau con 43, cubata de ron negrita, Cointreau con piña, agua de Valencia…) y eso de la tónica y la ginebra no era lo habitual, se tenía como bebida de señores mayores y no de chicas jóvenes. Me siguen gustando pero paso del pepino y de las florecitas; puedo probar alguna innovación, pero las justas, soy fiel a las combinaciones clásicas, las de siempre.

5.- Los tres grupos musicales que más sigo escuchando: Los Suaves, Platero y tú y Doctor Deseo.

6.- Una confesión: en verano, en casa, no me quitos los clogs. Lo sé, son horribles. Pero son hipercómodos, fresquitos y baratos y me siento genial con ellos.

7.- Mi perfume preferido es el de violetas, pero para estar en casa, me quedo con un agua de colonia de los de bebés, de toda la vida.

8.- 3 cosas que aborrezco: el reaggetón, las fofuchas y los programas de sucesos y del corazón.

9.- Como los ancianos achacosos y a pesar de tener 37 años, predigo el tiempo en función de mis huesos. Me avisan mi rodilla y mi pie. Justo sobre una rodilla tengo dos cicatrices finísimas pero muy largas (muy bien curadas por no tomar el sol) que me hice de chavala en un campamento una noche de verano con una alambrada de espinas, en un juego de búsqueda del tesoro. Lo del pié fue de jovencilla en unas vacaciones de Semana Blanca; una yegua que montaba y que tras tirarme al suelo, me pisó. Cosas de la edad, me dió igual el dolor y después de eso de cenar me fui de farra toda la noche baila que te baila hasta que se hizo de día; cuando me quité las botas, tenía más de medio pié negro e hinchado. Si me preguntas si mereció la pena la fiesta, te diré que si, porque “que me quiten lo bailao”, nunca mejor dicho y después de todo puedo predecir en cierta medida los cambios de tiempo sin ser meteoróloga, que tampoco está nada mal.

10.-Con 3 años aprendí a leer. Creo que enseñarme fue, después de darme la vida, el mejor regalo que me han hecho mis padres (y tengo muchas, muchísimas cosas que agradecerles cada día). Recuerdo ir leyendo las pintadas de las paredes y una cartilla de color naranja que años después heredó mi hermana (si, de esas de “mi mamá me mima” y “amo a mi mamá”).

Etiquetas: ,

Divider

22 Responses to “10 cosas sobre mi que quizá no sabías”

  1. Jejejejej He descubierto que tenemos cositas en común. Los clogs que yo utilizo todo el año!! como calzado casero jajajaj, el vértigo, platero, los suaves…, el gintonic básico, las cicatrices (aunque las mías han venido más tarde) y la literatura 🙂
    Pero te voy a confesar un secreto!! pensaba que eras más mayor y eres casi de la edad de mi hijo (35) jajaj podría ser tu mami.
    Me ha encantado conocerte un poquito más.
    Mil besos 🙂

    Marhya Reply:

    ¡Es que soy una chica muy madura!! jajaja (espero no caerme del árbol).
    ¡Que bien descubrir más cosas en común, verdad? ¡Después de todos estos años!
    Un beso, guapa.

  2. Qué sepas que has abierto la caja de los truenos…. Ahora querremos saber más y más. 😉

    Yo también tengo muchas cosas en común contigo, además de los gintonics clásicos…, mi primer curro también fue de canguro, las fofuchas me parecen el horror, Jorge Javier hace que mi dedo cambie de canal él sólo y también aprendí a leer con tres años. Me enseñó la “seño” de mi madre, que vivía en el piso de arriba y mi padre se tronchaba cuando leía el periódico con él, toda enana.

    Besotes y gracias por este “striptease”. 😀 😀 😀

    Marhya Reply:

    Jajajaj, no ha sido para tanto, ¿no? 😉
    ¡Es una gozada encontrar más puntos en común, ¿verdad?!
    ¡BESOS!!!

    polita Reply:

    Un gustazo, sí señora. Y seguro que hay muchos más…

    Más besotes.

    Marhya Reply:

    Segurísimo. 😉

  3. Mari Carmen

    Mira que te conozco, pero hay cosas, que o no me acordaba o no sabía, jejejee, por cierto yo también odio las Fofuchas, no las soporto!!! me recuerdan a las antiguas muñecas repollo que también aborrecía, jajajajaa. Un beso guapa!!

    Marhya Reply:

    Jajaja, a mi me dan muy mal rollo. Claro que si hubieran sido cuatro hubiera añadido las muñecas de porcelana, ¿te acuerdas qué yuyu, no necesito decirte en qué casa ajena a nosotras, el miedo que nos dieron???
    ¡¡BESOS!!!

  4. Que lindo conocerte más, Marhya. De vez en cuando hacen falta estos tipos de posts para sentirnos más cerca de las autoras de blog, no crees? 🙂

    Lo de los clogs alucino…siempre he querido comprarme unos y todo mundo me dice que son calientísimos! :s ¿a quién le hago caso…?

    Marhya Reply:

    ¡Gracias, guapa! Seguramente Roma en verano sea más abrasador que mi pueblo (bueno, segurísimo), aquí me resultan fresquitos y sobre todo muy cómodos para estar muchas horas con ellos. Si son buenos, que no son de ese plásticucho malo, no se pegan ni nada.
    ¡¡Besos!!

  5. Hola Marhya, ha sido un placer leer sobre ti, me ha sorprendido lo joven que eres, no sé por qué me ha sorprendido, supongo que te hacía más mayor pero no me preguntes por qué porque no lo sé, jeje! un besazo!

    Marhya Reply:

    Jajajaja, me lo voy a tener que plantear, a ver por qué aparento tanto, y yo con este cutis, jajaja 😉
    ¡Un beso, guapa!!

  6. Me ha gustado conocerte un poco más, y ver que tenemos cosas en común, a mi también me gusta el perfume de violetas, aunque no lo uso, y odio las fofuchas.
    Besos
    Cristina

    Marhya Reply:

    ¡Que bien encontrar más puntos en común, Cristina!
    Besos.

  7. Lydia

    Hoy lo he pasado metida en tu blog escudriñando comentarios de libros sobretodo esos de la infancia que no queremos olvidar. He anotado varios. Acabo de leer tu post de 10 cosas de mi que quizas no sabías,aunque creí ver tu predilección a la lectura dentro de los primeros items al fín apareció al final. uff!! suerte que no lo olvidastes. Me dí un paseito por lo de tus fans literarias e igual descubrí nuevas autoras. Desearia ver más de este tipo de publicaciones, incluyendo quizas cuales fueron los mejores libros de ellas. Libros que te encadenan para siempre a las letras, mmm dulce tortura esta!
    Por cierto descubrí contigo Cinco panes de cebada” encantador! Quizás recuerdes deje un comentario hace mucho de que no se logra conseguir acá en Chile el libro Nacida en Domingo que muero por leer. Gracias por esta pate de tu blog que me encanta a pesar de haber llegado a tu sitio por las recetas. Hasta pronto (me gusto esa intimidad de los clogs, nunca he pensado en usarlos porque me dan la idea de que son demasiado caluroso para el verano) besos

    Marhya Reply:

    ¡Gracias, Lidia! Que me gusta la lectura es algo que ya sabéis, eso no lo puedo ocultar ni necesito decirlo, ¿verdad? No sé qué haría sin los libros que nos invitan a vivir otras vidas y conocer otros mundos.
    Me hacen muy feliz tus palabras, intentaré publicar más entradas como las que me dices, a ver si se me da 😉
    ¡Muchos besos!!

    Pd. Debo reconocer que el verano aquí no suele ser abrasador, salvo años excepcionales, quizá en otros puntos no sea tiempo para clogs.

  8. Ana

    Me ha encantado Marhya.
    Y oye, que alivio descubrir que no soy la única a la que le dan grimilla las escaleras esas que van al aire jejeje porque sí, me pasa un poquito como a ti, lo de las alturas, si no veo yo seguridad, no me gustan nada de nada, uuf se pasa muy mal.
    Gracias por compartir con nosotr@s tus cosillas e historias, guapa.

    Marhya Reply:

    Jajaja, Ana, yo si voy con alguien me agarro como una lapa y si voy sola parezco un pato acojonado. Bajando como no se ve el hueco no me da tanto miedo, pero subirlas me da pánico.
    ¡¡Besos, guapa!!

  9. Toñi Picapusa

    Se me han quedado cortas tus diez cosas!!! Me dejas con muchas ganas de saber mas de ti!!!
    Me ha hecho mucha gracia lo de las fofuchas jjjj Siempre pienso cuando las veo, como porras se limpiará eso cuando ae llene de polvo jajaja

    Marhya Reply:

    Jajajjaa, yo mejor no digo lo que pienso, que habrá a quien le gusten (tiene que haberlos, porque están por todas partes).
    ¡¡Muchos besos, guapa!!

  10. Me ha gustado saber más cosas sobre ti, me ha gustado mucho, Saludos Juani

    Marhya Reply:

    Muchas gracias, Juani.
    Un beso.