Hasta que llegaste, de Kristan Higgins

Escrito por Marhya en Cultura, Literatura el 1 febrero, 2018 / 3 Comments


La última novela que he leído ha sido Hasta que llegaste, de Kristan Higgins. Después de leer una trilogía tan larga, absorbente y con momentos de gran dureza, La forja de un rebelde, de Arturo Barea, de cuya primera entrega ya os hablé y en unos días os hablaré de las siguientes, necesitaba una lectura fresca, ligera y agradable para desconectar. La elegida fue Hasta que llegaste, de una autora que no conocía anteriormente, pero cuyo argumento me llamó la atención y me pareció estupenda para este momento.

Posey Osterhagen lleva una vida relativamente feliz en el pueblo en el que ha vivido desde siempre. A sus 33 años es dueña de una empresa de rehabilitación de edificios y antigüedades, vive con su perro y sus 3 gatos, no muy lejos de sus padres, que regentan un divertido restaurante de cocina alemana, el Guten Tag. Entre sus mejores amigos está su cuñado Jon, el marido de su hermano Henry y Kate, madre soltera de un adolescente muy centrado. Y participa en un programa como hermana mayor de una joven tutelada por los servicios sociales.

Lo que Posey no puede imaginar es que en su asentada y tranquila vida reaparecerá el chico que le rompió el corazón en la adolescencia. Entonces estaba enamorada de Liam Murphy, un rebelde de manual dos años mayor que ella que trabajaba temporalmente en el Guten Tag. Ahora es un viudo con una hija adolescente, Nicole, que se ha mudado de nuevo al pueblo para que la chica esté cerca de sus abuelos, sus únicos parientes vivos. Liam vive eternamente preocupado porque Nicole no se parezca a él en su época del instituto. Y con miedo a que le pase algo y ella se quede sola en el mundo.

Hasta que llegaste es una novela bonita y agradable, con toques de humor y mucho encanto. Es justamente el tipo de lectura fresca, sin pretensiones, amena y divertida que necesitaba en este momento.

No conocía a Kristan Higgins, la autora pero me ha gustado cómo escribe. Me quedo con su nombre para esas ocasiones en que se busca lectura ligera y agradable.

La historia es divertida, los personajes entrañables, es fácil empatizar con ellos. Y no solo con los principales, también con los secundarios que pueblan la historia. Incluso con la prima Gretchen de la que no diré nada más para no entrar en spoilers. El punto de comedia parte principalmente del Guten Tag, y ha conseguido arracarme más de una sonrisa y un par de carcajadas.

Si buscas una lectura refrescante sin muchas pretensiones, divertida, entretenida y que te deje buen sabor de boca al terminar, Hasta que llegaste es una estupenda opción. He disfrutado mucho con ella.

Etiquetas: ,

Divider

3 Responses to “Hasta que llegaste, de Kristan Higgins”

Deja un comentario