A la orilla del mar, de Ana F. Malory

Escrito por Marhya en Cultura, Literatura el 12 Julio, 2016 / 0 Comments


A la orilla del mar, de Ana F. Malory, es una preciosa novela romántica actual, que transcurre básicamente entre Madrid y Asturias. Una historia apasionante, sensual y muy entretenida. Una buena lectura para este verano.

Madrid, 2004. Silvia trabaja como monitora de aerobic en un gimnasio. Lo que empezó como un trabajito para sacar algo de dinero mientras estudiaba, se ha convertido en su pasión. Pero acaba de cumplir 25, es el último día de julio y cree que ha llegado el momento de ponerse seria y tras las vacaciones, ponerse a preparar oposiciones, buscando un futuro más seguro y estable. Está a punto de marcharse a Málaga a pasar unos días con sus padres, que se han trasladado allí por la debil salud del cabeza de familia, cuando decide cambiar de destino. Marina Inclán y su hermano Pelayo la invitan a pasar unos días con ellos en Asturias, en la casa de familiar, antes de que vaya a Málaga. Y con lo entusiastas que son, no se puede resistir a aceptar.

Cuando llegan a la casa de los Inclán en Asturias, descubren que otro miembro de la familia también ha tenido la idea de pasar allí los primeros días de Agosto. Se trata de Alejandro, el hermano mayor de Marina y Pelayo. Aunque Silvia sabe de su existencia, claro, nunca han coincidido. Y cuando le ve por primera vez, siente un chispazo de atracción que la deja sin aliento. Y parece que también él se siente atraído por ella. Pero después de esa primera atracción, ¿aparecerán otros sentimientos entre ellos? ¿Será lo suyo una apasionante aventura de verano o el inicio de algo mucho más profundo?

A la orilla del mar es una novela corta. De hecho la leí en dos horas escasas. Y es muy bonita. lógicamente en una novela tan corta no se puede profundizr en exceso ni puede haber tramas paralelas a la principal, porque no hay lugar para ello. Pero no se echan en falta, porque una queda atrapada por la atracción entre los protagonistas. Y es que si algo puedo destacar de la historia es, precisamente, la química entre los protagonistas. La tensión sexual latente. Y cómo eso va evolucionando, rápidamente pero con coherencia, a lo largo de las páginas.

Es, ante todo, una historia bonita. Agradable. Tremendamente entretenida. Llena de pasión. Y como, además, transcurre en verano, me parece una novela perfecta para leer en ésta época del año.

Los personajes protagonistas me encantan. Silvia me gusta pero Alejandro me ha encantado. ¡Ay, que hombre! Y me quedo con unas ganas tremendas de que la autora se anime y escriba sendas historias para Marina y Pelayo, sus hermanos.

Como digo, una novela cortita y preciosa, estupenda para una tarde de verano. Recomendable.

Etiquetas: ,

Divider
Comments are closed.