La visitante, de Amanda Stevens

Escrito por Marhya en Cultura, Literatura el 24 noviembre, 2017 / 0 Comments


Hace unos día leí La visitante, la hasta ahora última entrega de la serie de Amanda Stevens protagonizada por la restauradora de cementerios Amelia Gray. Una novela inquietante y adictiva que me ha encantado. Si tenía alguna duda sobre si seguir la serie más allá de las tres primeras entregas que la autora había diseñado como principio y fin de la misma, ya no dudaré en seguir leyendo los demás que publique, porque sigue encantándome. Y aunque estemos ante la misma protagonista y algunos personajes reincidentes, es cualquier cosa menos repetitiva.

Charlestone, Virginia. La restauradora de cementerios Amelia Gray debería estar en un momento feliz de su vida. Su relación con Devlin se ha afianzado y ha resuelto algunos misterios sobre su origen, aunque sabe que aún le quedan secretos por descubrir. Sin embargo, su hogar que era hasta el momento su refugio a salvo de fantasmas, espectros y muertos, parece haberse vuelto vulnerable. Ya no puede abstraerse de las voces, las presencias y los indicios del paso de los no vivos por el mundo ni siquiera en casa. Y, por supuesto, no se atreve a contar a nadie lo que ve, escucha, siente e intuye. Menos aún a Devlin.

Pero cuando la presencia de un ser extraño en su casa se torna peligrosa, algunos descubrimientos la empujan a un antiguo cementerio en un lugar que sufrió una gran tragedia. Y, además, puede que allí haga nuevas averiguaciones sobre su familia y sus antepasados.

La visitante es una dignísima sucesora de la serie. Probablemente estemos ante la entrega más inquietante, porque los peligros a los que se ve enfrentada la protagonista, Amelia, son cada vez más grandes.

En esta entrega Devlin no aparece en exceso pero los pasajes en los que está presente no nos dejan indiferentes. Sigue siendo el tipo que recordamos en las anteriores, pero intuimos que algo le está sucediendo, ¿él también puede ver lo que ve Amelia aunque se empeñe en encontrarle explicaciones racionales? ¿O hay algo más relacionado con su misterioso abuelo?

Es una novela para intentar leer del tirón. Y digo intentar porque a veces las obligaciones diarias no nos permiten hacerlo de esta manera pero si puedes dejarlo para un fin de semana de mal tiempo, será la mejor lectura para abstraerte e introducirte en ese inquietante Charlestone que nos muestra, una vez más, Amanda Stevens.

La visitante es una novela muy, muy recomendable para amantes del género.

Etiquetas: ,

Divider

Deja un comentario