Dos novelas chic lit para troncharse

Escrito por Marhya en Cultura, Literatura el 9 julio, 2007 / 5 Comments

Chic-LitPara este verano te propongo dos novelas de estilo chic lit que seguro van a conseguir hacerte reír y entretenerte entre baño y baño en la piscina o la playa: “El código Givenchy” de Julie Kenner y “Un desperdicio de maquillaje” de Kim Gruenenfelder. Las dos son historias divertidas, frescas y con mucho encanto. Si no te da vergüenza que te entre la risa floja en público, hazte con ellas.

 

“El código Givenchy” es la versión divertida de “el código Da Vinci“ (y casi podría decir que buena, porque voy a confesar algo a costa de que muchos pidan mi lapidación: a mi “el código Da Vinci” no me gustó, me pareció facilón, pretencioso y que se aprovecha de las investigaciones de otros). La protagonista de éste es Mel, una joven estudiante de un postgrado de historia y licenciada en matemáticas con dos sueños: trabajar para el gobierno descifrando códigos secretos y tener un armario repletito de ropas y zapatos de las mejores marcas. Pero de pronto un día, justo cuando estaba realizando uno de esos trabajos (paseando perros) y acababa de recibir como regalo de Todd, un ex novio con intenciones de dejar de serlo unos preciosos zapatos de Givenchy, un desconocido la entrega un papel con un extraño texto cifrado bajo el epígrafe “juega o muere“. Al principio Mel se lo toma a broma, pero cuando Todd es asesinado, descubre que un loco ha decidido llevar a la vida real un curioso juego on line, y que como bien anunciaba la nota, sólo puede jugar (y ganar) o morir. Y para ello sólo contará con la ayuda de un ex marine muy atractivo.

 

Esta novela es divertida, emocionante, ágil. Muy recomendable.

 

“Un desperdicio de maquillaje” está escrito por una reconocida guionista, lo que se percibe en su estilo ágil, en sus logrados diálogos y en su conocimiento del mundo cinematográfico. La protagonista de éste es Charlie Edwards, la ayudante de un famoso galán de Hollywood. Una mujer con una vida caótica, rodeada de personajes (jefe, amigos y familia) que la vuelven loca y que ha decidido escribir una guía de relaciones de pareja para su sobrina nieta (la verdad es que duda que alguna vez tenga hijos propios, ya que no tiene mucha fortuna con los hombres) porque está segura de que dentro de cincuenta años las cosas no habrán cambiado tanto. Su sobrina nieta aprenderá de los errores de Charlie, con aforismos como “si sales de copas, recuerda: no mezcles cepas”, “escóndeselo todo a tus padres” o “ Las mujeres no somos capaces de tener amigos solo para follar. Ese concepto lo inventaron los hombres. ¡No tragues el anzuelo!”. Frases que ella sabe serán de vital importancia para la felicidad de su futura sobrina nieta, pero que ella misma es incapaz de llevar a cabo.

 

Una novela a ratos hilarante, con una galería de personajes de lo más extraño y una protagonista que solo aspira a ser feliz.

 

Dos novelas muy recomendables, que lograrán arrancarte, más que una sonrisa, varias sonoras carcajadas.

 

¿Has leído alguna de estas novelas? ¿Qué te han parecido? ¿Qué otras novelas de este estilo recomendarías?

 

 

Etiquetas:

Divider

5 Responses to “Dos novelas chic lit para troncharse”

  1. Adriana

    estos no los he leido mirare si estan en la biblioteca pero no me suena pero parece que estan bien

  2. Marhya

    Hola Adriana:
    Espero que los encuentres en tu biblioteca, porque creo que te gustarán.