Alumbrado navideño en las calles y alternativas participativas

Escrito por Marhya en Actualidad, Ecologí­a y vida sana el 11 Noviembre, 2010 / 12 Comments

Por más que me resista, está claro que ya mucha gente está pensando en la Navidad. Justamente hoy escuchaba en las noticias que algunas ciudades ya van a encender este fin de semana las luces navideñas, y que muchos municipios españoles ya las tienen colgadas.

Las luces callejeras de Navidad podrán gustar o no, pero no se puede negar que son un tremendo derroche de energía y de dinero, una decoración nada ecológica y poco acorde con la situación económica de muchas entidades municipales (esas que luego deben un montón de dinero a proveedores o a empresas que les han hecho obras, esas que luego dicen no tener dinero para ayudar a quienes lo necesiten de entre sus ciudadanos).

Busco datos concretos y veo que una ciudad como Córdoba gastó en luces navideñas, en 2006, el equivalente a 1000 familias (durante un mes que duraron las mismas), que Bilbao, en 2009, tenía para ellas un presupuesto de 800.000 euros (con 300 euros se pueden comprar más de 100 vacunas infantiles, así que con ese dinero podría vacunarse a cerca de 167.000 niños), La Coruña gastó  en 2009 en esta partida 540.000 euros… y así podríamos seguir, salvando a San Sebastián, que ya ha probado a prescindir del alumbrado navideño callejero.

En muchos municipios, son las asociaciones de comerciantes quienes más se empeñan en que exista alumbrado navideño municipal. Parece ser que en el “ambiente navideño creado” va el que vendan más o menos, vamos, que se supone que cuantas más luces, más entra la fiebre consumista al ciudadano de a pie. Desconozco si existen estadísticas fiables al respecto, pero ¿en verdad no se os ocurre formas más divertidas, que dejen menos huella ecológica y que sean más económicas o más solidarias de crear un “ambiente navideño”, que fomenten más la participación ciudadana que el consumismo puro y duro?  Porque a mi sin pensarlo mucho se me ocurren unas cuantas, y estoy segura de que cada uno de vosotros, sin pensarlo demasiado, también tiene varias ideas para lograrlo. Y además, siempre existe la posibilidad de hacer un concurso de ideas en el municipio, que es algo muy bonito y un buen empujón para que salgan iniciativas interesantes y novedosas.

Algunas cosas que sencillas que se me ocurren:

Concurso de escaparates: Si son los comerciantes quienes quieren atraer clientes a sus comercios, ¿Por qué no hacen particularmente, como asociación, un concurso de escaparates en el que se prime la originalidad y la naturalidad por encima del derroche de luces, por ejemplo?

* Animación callejera: Seguro que el ayuntamiento tiene modos de hacerlo por un coste muy bajo y así se animará a los ciudadanos a participar, y no sólo a ver luces y a consumir indiscriminadamente. Por ejemplo puede recurrir a mini conciertos de los estudiantes del conservatorio municipal (una bonita oportunidad además para ellos) o a teatro de calle de aficionados o profesionales (aunque cobren su tarifa habitual, ésta normalmente  es bastante menos cara que lo que se gasta en luces en un día y además es algo para el disfrute de los ciudadanos), entre otros.

* Certamen o concurso de villancicos: Entre los coros de la localidad, grupos de amigos o grupos escolares. También mucho más divertido para el público que simplemente andar arriba y debajo de una calle repleta de luces.

* Talleres infantiles: De tarjetas, de velas, de calendarios de adviento, etc… Son divertidos, participativos, dan empleo a los monitores, y aunque tuvieran un precio simbólico de un euro o medio, seguro que serían muy concurridos. Valen mucho más de lo que cuestan.

¿Realmente crees que es tan imprescindible en nuestras ciudades el alumbrado callejero navideño? ¿Qué alternativas se te ocurren más participativas y con menor huella ecológica?

Etiquetas:

Divider

12 Responses to “Alumbrado navideño en las calles y alternativas participativas”

  1. A mi me gusta la navidad y el ambiente navideño pero tienes razón en lo que dices, en época de bonanza pues vale….pero ahora…..el ayuntamiento de mi localidad lleva dos meses sin pagar a ninguno de sus trabajadores, hay un montón de familias con serios problemas para llegar a fin de mes…visto así es un derroche innecesario. Las cosas que propones son muy creativas, te comento otra: entre otras muchas cosas (también ponen alumbrado) en el `pueblo cuelgan en la avenida principal bonitas macetas de pascueros (¿se escribe así?) Son redondeadas y las cuelgan en pares, quedan muy bonitas, y como cuelgan de las farolas que son muy bonitas se ven tanto de día como de noche.

    Marhya Reply:

    Lola, es alucinante que se deje de pagar a los trabajadores, me parece muy fuerte que siendo así no recorten de otras cosas menos o nada importantes.
    ¿Los pascueros son macetas de flores de Pascua? Es que no sé lo que son, por ese nombre no conozco nada. Suerte por allí con el clima se den bien, aquí no se dan, pero es una planta preciosa.
    Un beso.

  2. Es un tema que me saca de quicio. Las luces de Navidad. Que las pongan, pero que sólo se enciendan los días más señalados. Además, ¿por qué se supone que a todo el mundo le gusta celebrar de esa manera una fiesta que así pierde todo su sentido? Derroche, consumo desmesurado de cosas que no necesitas, empachos por exceso de comidas hipergrasientas y megaazucaradas, rodeados de familias gritonas y discusiones en la mesa.

    Yo propongo colocar las luces el día 20 de diciembre (luces de leds, que gastan menos), encenderlas el 23, 24 y 25. Si acaso dejarlas para año nuevo y el día de reyes, y ya. Que la mitad de los dulces que se consuman los hagan las familias en su casa. Ya que personalmente no celebro la navidad como lo hacen los católicos practicantes, a quienes corresponde esta fiesta, propongo buscarle un trasfondo de amor y altruismo con el resto de los seres humanos. Que sea como una especie de momento del año para cargarse de buena voluntad hacia los demás, ese sentimiento del que carece tanta gente durante todos los días.

    Menudo rollo, pero es que una fiesta que nos “obligan” a celebrar desde tres meses antes, de forma superficial, que sólo consiste en gastar y gastar, que no tiene en general una base de crecimiento o cambio personal, me parece una burla descomunal y un morro impresionante de quienes apoyan transformar algo que podría ser realmente bonito, en una patochada deprimente.

    Pues eso, odio que las celebraciones se institucionalicen y pierdan el sentido.

    1beso.

    Marhya Reply:

    María, comparto tus palabras, lo explicas perfectamente. De rollo nada, me gusta mucho lo que has escrito.
    Un beso.

  3. arantxa

    Yo la verdad que este año pocas ganas tengo de navidad sin mi madre pero bueno como estan aqui hay que pasarlas lo más rapido posible.
    De todas formas, aqui apenas se ponen cuatro luces de navidad y la ciudad esta tristisima, antes los comerciantes ponian las del casco viejo pero ahora como venden menos se queda el casco sin iluminar, en el ensanche se ponen cuatro luces del ayuntamiento más feas que feas, y la unica zona bonita de la ciudad es la que rodea al corte ingles, con unas luces preciosas.
    Tampoco es tanto gasto, las luces si se ponen leds gastan poquisimo, tampoco es estar todo el día regodeandonos en la crisis, es que con este desanimo que tenemos en este pais no vamos a salir nunca.
    bsssssssssssss

    Marhya Reply:

    Arantxa, bueno, ya te he contestado en Facebook, pero para quienes sólo nos lean aquí pues me repito y copio y pego mi comentario allá: yo iba más hacia la participación ciudadana, a emplear ese dinero en animar pero de otro modo, no algo tan vacuo como unas simples luces (antiecológicas, además), animar a la participación ciudadana, a vivir en la calle… eso sería animarse, animar la calle, crear algunos puestos de trabajo incluso, y más animoso y divertido que la simple ornamentación de unas luces, que se verán más o menos bonitas según gustos, pero son simples ornamentos que en si mismas ni animan ni desaniman. En mi opinión.
    Un beso.

  4. Sí, los pascueros son las flores de pascua.
    Llevan dos meses sin cobrar y por supuesto están de huelga. Sin ir más lejos el conserje de mi colegio, empleado del ayuntamiento, lleva toda la semana de huelga y los han convocado un par de días más la semana que viene.

    Marhya Reply:

    Lola, espero que se solucione pronto, deber dinero a alguien por un trabajo que ha realizado me parece lo peor de lo peor. ¿Y con qué cara derrocha uno sabiendo que un amigo, un conocido, un vecino (y tanta otra gente) no tiene quizá para lo básico porque no le han pagado por su trabajo? ¡Madre mía!Espero que puedan solucionarlo.
    Un beso.

  5. Mari carmen

    A mi el tema de las luces ni me gusta ni me disgusta, cuando tienes niños pequeños prestas mas atencion a estas cosas pero tienes toda la razon que se gasta una barbaridad de energia y dinero y las luces se encienden cada vez antes, luego los ayuntamientos recortan gastos en otras cosas mas necesarias como en “servicios sociales” al menos aqui este año se han rechazado mas ayudas de emergencia social que ningun otro año, eso si que es penoso.

    Marhya Reply:

    Pues si, Mari Carmen, eso si que es penoso. Quedarse sin pagar a los empleados y sin ayudar a quienes más lo necesiten, y luego derrochar en partidas innecesarias es, cuanto menos, inmoral.
    Un beso.

  6. ALBA

    Hola! Respeto vuestras opiniones, pero no las comparto. En mi opinión, el alumbrado es algo que ayuda a introducir a las personas en la navidad y, por lo tanto, ayuda al comerciante(pequeño y mediano empresario)en su venta. Lo cual es MUY IMPORTANTE porque, si aumenta el nivel economico de estas empresas, TAN importantes para el país, disminuirá el PARO y habrá más dinero para pagar a los funcionarios(no se pagan los 700€ a esa gente parada). Soy cristiana practicante y orgullosa de ello y, si alguien no entiende este sentimiento en estos días tan especiales que trabaje esos días y cree sus propias “fiestas”. Un saludo.

    Marhya Reply:

    Gracias por dejar tu opinión, Alba.
    Yo no tengo tan claro que el alumbrado aumente el número de trabajadores en activo, sería interesante conocer datos concretos, es más, creo que ese dinero empleado en ello realmente podría repercutir en la gente de otro modo que animando al consumo, supongo que una persona cristiana practicante como tú estará de acuerdo en que identificar la Navidad con el consumismo es un sinsentido, y todo lo contario de lo que se presupone que se celebra o debe celebrar esos días. Los monitores infantiles, los grupos de teatro de calle, por ejemplo, también son trabajadores que si cobran un sueldo no engrosan el paro, el dinero empelado directamente en las personas (en las que trabajan para el disfrute de otro y en las que disfrutan con el trabajo de otro) y no en las cosas.
    Precisamente ese sentimiento al que apelas es el que se pierde, se diluye, entre tiendas, dineros, luces y consumo, en muchísimas ocasiones. Un sentimiento que creyentes o no muchos tratamos de mantener en nuestra vida a lo largo de todo el año.
    Saludos y de nuevo gracias por animarte a dejar tu opinión.