Árboles de Navidad, ¿ecológicos?

Escrito por Marhya en Actualidad, Ecologí­a y vida sana, Educación ambiental el 25 Noviembre, 2010 / 11 Comments

Estamos a un mes del día de Navidad. En muchos sitios, sobre todo comercios, ya se está poniendo la decoración navideña y uno de los iconos que no pueden faltar, parece ser el típico árbol de Navidad. Pero, ¿es ecológico un árbol de Navidad?

Los niños no demasiado pequeños ya podrán entrar a valorarlo y plantearse algunas cuestiones que tampoco está de más que pensemos los mayores. Puede hacerse a nivel grupal, escolar o familiar.

Para empezar y aunque no tiene que ver con la educación ambiental propiamente dicha, creo que sería interesante conocer el origen de la tradición de los árboles navideños, y para ello nada mejor que empezar a indagar sobre el origen germánico de la tradición, cómo y cuándo ésta empezó a adoptarse en Gran Bretaña y cuál fue el motivo de que en España (sobre todo en Cataluña) empezaron a utilizarse los árboles navideños.

¿Es ecológico tener un árbol de Navidad en casa? Como casi todo en esta vida, en esto tampoco hay sies y noes absolutos, pero sí es cierto que, por regla general, no lo es. Será interesante que los niños debatan cómo lograr que su árbol sea lo más ecológico posible y decidan qué camino o caminos seguir con consciencia.

Aquí, algunas cuestiones que sería importante incluir en el debate:

* Utilizar un árbol nacido en el bosque (y más aún si se tala para ello) como árbol de Navidad casero, es un atentado ecológico. ¿Merece la pena hacerlo por disponer de un adorno en casa unos pocos días?

* Si compramos un árbol de Navidad en un vivero o lugar que cumpla con la legalidad, ¿quiere decir que se cultive de modo ecológico o legalidad y ecología son dos cosas diferentes en esta ocasión? ¿Cómo afectaría la calefacción de nuestra casa a un árbol vivo? ¿Dañaría al árbol de algún modo vivir en nuestra casa o podemos hacerlo de manera que no sufra?

* Si tenemos casi decidido  disponer de un abeto o un pino natural, con su correspondiente cepellón, ¿qué haremos con el árbol después de Navidad? ¿Sabemos las consecuencias negativas de plantarlos en el monte así sin más, quizá rompiendo el equilibrio de un ecosistema? ¿Qué hacen los servicios municipales con los árboles que recogen tras las fiestas navideñas? ¿Sobreviviría un árbol de Navidad en nuestra casa en buenas condiciones? ¿Somos capaces de investigar para encontrar el mejor destino para cuando terminen las fiestas?

* Si  tenemos claro que sí queremos adornar la casa con un árbol de Navidad, ¿qué variedad de abeto nos interesa escoger para que sobreviva bien estos días y también para que pueda adaptarse al destino que le tenemos marcado para cuando las fiestas terminen? ¿Podemos adornarlo de cualquier manera o hay ornamentos, como son las luces, por ejemplo, que le pueden dañar permanentemente? ¿Hay algún lugar de la casa que sea el más adecuado para ubicar el árbol de Navidad?

* Si tenemos muchas dudad y no sabemos si poner o no árbol de Navidad en casa, ¿por qué podríamos sustituirlo? ¿Nos interesa un árbol artificial o para su fabricación se habrán utilizado métodos muy poco ecológicos que harán peor el remedio que la enfermedad? ¿ Qué podemos hacer, qué nos interesa?

Etiquetas:

Divider

11 Responses to “Árboles de Navidad, ¿ecológicos?”

  1. Yo con esto opino como con los abrigos de piel. Vamos a ver el árbol es un adorno, no es una necesidad, quedan exactamente igual de monos los de plástico, ¿para qué arrancar un arbolito que en líneas generales sólo vamos a lucir durante un mes y que muy raras veces replantamos?

    Marhya Reply:

    Y además, Lola, la mayor parte de las veces en que si se replantan se hace en zonas donde lo que se consigue es acidificar los suelos y acabar con la flora propia de la zona, con lo cual, flaco favor.
    Un beso.

  2. Yo si tengo que elegir… prefiero un belén de los de toda la vida, con su río y sus casitas iluminadas… árboles, pues yo recuerdo que mi padre quitaba una rama de la higuera que teníamos en la puerta, la pintaba con purpurina (plateada) y colgábamos bolas y le poníamos lazos y espumillón.

    Marhya Reply:

    Pilar, mi idea es que se decida lo que se decida… se haga conscientemente. Es que muchas veces hacemos las cosas sin pensar…
    ¡Un besote!

  3. Toñi (picapusa)

    pues yo no soy partidaria de árboles reales, vivos, asi que tengo uno de plástico, que no es que sea muy ecológico que digamos pero… lo tengo desde que me casé, jajajaj asi que poco plastico consumo jajaja.

    besazos!

    Marhya Reply:

    Pica, eso ya es ecológico sólo por lo que dura, y seguro que por lo que durará.
    ¡Un besote!

  4. ana

    Jamás he comprado un árbol de Navidad natural.
    Cuando he tenido jardín lo he plantado y ese es el que se decoraba, ahora que no tengo he comprado uno de sobremesa más monoooooo. 🙂
    Cuanto menos se interfiera en la naturaleza creo que mejor ¿ no ?

    Marhya Reply:

    Si, yo también creo que mejor. ¿Uno de sobremesa te refieres a coníferas enanas? ¿O a uno de plástico? Es que no sé lo que significa.
    Besos.

  5. Pues yo todos los años compro árbol natural, me gusta tenerlo en caso. Y me declaro irresponsable porque aunque se que son legales no se si sean ecológicos, checaré ese punto.

    Gracias Marhya.

    Marhya Reply:

    Luisa, pues no sé por allá, no sé si son propios de la zona y pueden luego repoblarse terrenos con ellos, al menos si imagino que si en las casas no hay calefacciones encendidas no se dañe tanto… No lo sé, realmente.
    Un beso.