Pasta al chili y su compañía

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a el 7 junio, 2009 / 14 Comments

¡Me gusta la pasta! jajaja, en el más amplio sentido de la palabra. En este caso es pasta al chili, qué rica con su agradable picorcillo, me ha encantado. La tenía guardada para hacerla con setas pero finalmente así es como la he preparado. ¡Buenísima!

Ingredientes:

300gm pasta al chili

1 manojo de ajetes tiernos

1 manojo de espárragos verdes

200gm colas de gamba peladas

3Cd aceite de oliva virgen extra

sal

Preparación:

Cocer la pasta tal y como indique el fabricante.

Limpiar los espárragos retirando la parte inferior leñosa de los mismos y troceando por separado tallos y puntas.

Limpiar los ajetes hasta dejarlos enteros y limpios.

Poner al fuego una sartén con el aceite y saltear los tallos de espárrago durante dos minutos: incorporar los ajetes, las puntas de los espárragos y las gambas y saltear un minuto más. añadir entonces la pasta cocida y bien escurrida, aderezar con sal al gusto, rehogar unos instantes y servir al momento.

Etiquetas:

Divider

14 Responses to “Pasta al chili y su compañía”

  1. ¡Ay, Marhya, qué buena pinta! No conozco a nadie a quien no le guste la pasta, a nadie. Y es que admite tantas combinaciones … es como el blanco, que combina bien con todo lo que le pongas.

    Me apunto la receta, qué rico.

    Muchas gracias. Feliz domingo.

    Marhya Reply:

    Me alegro que te guste, Yolanda. Yo sólo conozco una persona a la que no le gusta la pasta: mi padre. Ahora si la tiene que comer la come (aunque no la disfruta) pero cuando era pequeña él le tenía verdadera manía, así que cuando quedaba comida de un día para otro le tocaba para él y las demás comíamos pasta, jajaja.
    Besitos, guapa.

  2. Me encanta la pasta y con cualquier cosilla…así, sin tomate y con ese toque picantito…deliciosa!!, ´da igual setas, trigueros, salmón ahumado,langostinos…lo que haya en la nevera, queda estupenda.
    La foto invita a meter el tenedor y zamparse el plato enterito…realmente, delicioso.

    Marhya Reply:

    Me alegro que te guste, Marisa, estaba muy buena, la compré por probarla y no sabía si picaba mucho, poco… bueno, me ha encantado ese toque tan especial que tiene, creo que la compraré más veces.
    Un beso, guapa, es un gusto verte de nuevo por aquí.

  3. picapusa

    me encanta la pasta como sea, aunque he aprendido , al cocinar yo a prepararla de mil maneras menos la típica… tomate frito , pasta , carne o atun, uff, es la única manera que no me gusta.

    Como tú la has preparado , salteadita, con pocos ingredientes pero sabrosos, uhmmmm, me apunto !!!

    Marhya Reply:

    Eso comparto contigo, Pica, raramente la preparo con tomate ni con salsas a base de nata, me gusta más con salteados y cosas así más ligeras´.
    A ver si ahora que ya he visto la pasta fresca casera tan rica que estás haciendo si me pongo las pilas y lo intento un día.
    Besos.

  4. Ummm que rica, por aqui otra adicta a la pasta jejejeje, me encata en todas sus formas.
    Un beso

    Marhya Reply:

    Me alegro que te guste, Bego, estaba muy rica.
    Besitos.

  5. Mmmmmmmmmm Marhya ese primer planito está para quitar el sentido.

    Me encanta aunque en casa no gusta a todos.

    Mil besinos.

    Marhya Reply:

    Gracias, Bego. Yo algunas cosas también las hago en casa sólo para uno y por eso muchas veces las voy dejando.
    un besito.

  6. Si quitamos los esparragos que ya sabes que no me gustan, tienen una pinta buenisima. Me encanta la pasta con gambas aunque como hasta ahora no sabía que existía la pasta al chili, yo me limitaba a añadirle cayena; voy a buscar en mi hiper si tenemos de ésta.
    besitos

    Marhya Reply:

    Seguro que si tienen, Isabel, y con lo que te gusta a ti el picante de seguro te van a gustar, ya verás.
    Un besito.

  7. La ballena elena

    Que buena pinta.
    Y si encima la pasta es fresca está buenísima.

    Marhya Reply:

    Me alegro que te guste, Laura. Esta no era fresca, a ver si me animo y tomo el ejemplo de Picapusa y me atrevo a prepararla en casa.
    Un beso.