Mejillones en salsa

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a, Tapas, pinchos y entremeses el 12 enero, 2017 / 6 Comments

Hoy vengo con una receta de mejillones en salsa que están riquísimos. Un pequeño vicio. Un gran placer para el paladar. No sé qué tendrán estos bichillos que me encanta, y si les acompaña un puntito picante, todavía más. Así que ya te puedes imaginar lo mucho que he disfrutado con la receta de hoy.

Yo he preparado estos mejillones como aperitivo caliente. Estos días son fríos por aquí, y entran de maravilla. Pero con esta base puedes elaborar platos más contundentes para tus menús diarios, por ejemplo lo puedes servir mezclado con unos tallarines hervidos o sobre arroz cocido. Así de simple y fácil. Y tendrías un plato reconfortante, sabroso y completo en la mesa.

Mejillones en salsa - En Mil Batallas

Puedes preparar este plato con mejillones frescos, lavarlos bien e incorporarlos a la receta, eso sí, cocinándolos 2-3 minutos más. yo los he preparado con mejillones pasteurizados que son un gran invento. Son esos mejillones que vienen en sobres al vacío con parte de su jugo. Son una maravilla; salen muy bien de precio, tienen un sabor magnifico y vienen listos para degustar. Todo comodidad.

Como aperitivo, con estas cantidades tienes para 4 comensales. Y como digo siempre en estos casos, no te olvides de acompañarlo con un buen pan para mojar en la salsa.

Mejillones en salsa

MEJILLONES EN SALSA

Ingredientes:

1Kg mejillones pasteurizados
1 pimiento choricero seco
250ml de salsa de tomate casera
1 zanahoria pequeña
3 dientes de ajo grandes
1 hoja de laurel mediana
1 guindilla de cayena
3 cucharadas de vino de Oporto
aceite de oliva virgen extra
sal

mejillones en salsa

Preparación:

Lava el pimiento choricero seco. Ponlo a hidratarse en un cuenco cubierto de agua durante, al menos, 12 horas.

Pela y despunta la zanahoria. Pícala muy finita y ponla a pochar en una cazuela alta con un chorrito de aceite de oliva y la guindilla de cayena picada. Mientras tanto, pela los ajos y pícalos finos. Añádelos a la cazuela cuando la zanahoria esté blandita. Deja que empiecen a coger color y antes de que se doren en exceso, añade la salsa de tomate, el vino de Oporto y todo el agua de los mejillones bien colado.

Corta en trozos la hoja de laurel y la parte comestible del pimiento choricero. Añádelos a la cazuela y deja que rompa a hervir. Cocina destapado durante 5-7 minutos para que se tomen los sabores. Añade entonces los mejillones, mezcla bien y deja que se cocine todo junto otros 3-4 minutos. No lo dejes más tiempo para que los mejillones no se queden secos o duros por haberse cocinado en exceso.

Retira del fuego y sirve bien caliente.

Etiquetas:

Divider

6 Responses to “Mejillones en salsa”

  1. Apuntada para los próximos mejillones que entren en casa. Y eso, que no falte pan del bueno para la salsita!
    Besos,
    Palmira