Pollo aromático

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a el 26 mayo, 2017 / 4 Comments

Hoy traigo una receta de pollo aromático que es toda una delicia. Un vicio. Un placer. Es muy sencillo pero está espectacular, una delicia para cualquier día de diario en casa. Porque al mismo tiempo es un plato muy económico y que requiere de poquísimo trabajo para estar listo.

Pollo aromático - En Mil Batallas

Parte de su gracia viene de los cítricos preparados con algún toque especial, como ya veréis debajo en la preparación. Y parte, de las aromáticas frescas que lleva el plato; eneldo fresco, tallos y flores de cebollino. Siempre digo que disponer de dos o tres aromáticas en casa, aunque se tenga poco espacio, merece mucho la pena. En un par de tiestitos en una ventana o en la repisa interior de la cocina, si tiene, crecen bien y no requieren de grandes cuidados. Pero luego un toquecillo en la cocina, dota de una gracia especial a casi cualquier plato.

Pollo aromático - En Mil Batallas

La base de esta receta son dos pechugas de pollo. Dos “tristes pechugas”, que las llama siempre mi amiga B. Pero estas te aseguro que enseguida dejaron la tristeza a un lado y perfumadas y bien acompañadas se convirtieron en un platazo sin mucha ceremonia. Más bien sin casi ninguna.

Sin añadir nada más, aquí te dejo esta receta de pollo aromático y te animo a prepararla cualquier día que quieras servir qlgo diferente en la mesa y no tengas ganas de matarte a trabajar en la cocina.

POLLO AROMÁTICO

Ingredientes:

2 pechugas de pollo grandes
1/2 naranja grande
1/2 limón grande
4 cucharadas de azúcar moreno de caña
2 flores de cebollino
1/2 cucharada de cebollino fresco picado
2 ramitasde eneldo fresco
aceite de oliva virgen extra
harina de arroz
1 guindilla de cayena
una punta de cuchillo de jengibre molido
pimienta negra
1/2 clavo de olor
sal

Pollo aromático - En Mil Batallas

Preparación:

Lava muy bien la naranja y el limón, mejor si son de cultivo ecológico. Córtalos en ruedas un poco gruesas y ponlos en un cazo. Añade el medio clavo de olor, el azúcar, una taza de agua del tiempo y el jengibre molido. Pon el cazo al fuego y cocina en un hervor suaves dando vuelta a los cítricos un par de veces, hasta que el líquido tenga textura de almíbar.

Corta la pechuga de pollo en dados y salpimentala. Enharínala ligeramente con la harina de arroz y ve friéndola en una sartén con aceite de oliva caliente y la guindilla (saca esta al cabo de 2-3 minutos para que no se queme, pero quede su sabor y picante en el aceite), procurando que se dore un poquito. Pero recuerda que la harina de arroz no coge el color igual que la de trigo.

Reparte el pollo en cuatro platos individuales de servicio o una fuente de servicio. Espolvorea con el cebollino fresco picado y el eneldo troceado. Corta la base de ambas flores de cebollino para que se separen las inflorescencias y repártelas sobre el pollo.

Corta en dados no muy grandes la naranja y el limón y repártelo sobre el pollo. Añade unos hilos del almíbar de cocer los cítricos. Sirve enseguida.

Etiquetas:

Divider

4 Responses to “Pollo aromático”

  1. Holaaaa, que maravilla! por fin tengo un ratito para dedicar al blog y a todos vosotros. Me ha encantado imaginarme el rico sabor, pero hoy sobre todo, me ha encantado la presentación, tan primaveral. Sin duda, sería mi cena favorita para hoy, día de mi descanso semanal (entre comillas claro, porque de descanso de descanso, lo que se dice de descanso…)
    Un besoooo

  2. ¡Buenos días, Marisa!
    Me alegro mucho de que te guste. Ainss, la vida a veces nos tiene tan atareadas que es imposible dedicar tiempo a todo. Gracias por sacar un ratín para pasarte por aquí.
    Besos!!