Tortilla de ajetes tiernos y jamón

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a el 13 junio, 2008 / 3 Comments

Esta es una tortilla riquísima y muy sencilla. La he preparado con ajetes tiernos de la huerta, sacados apenas un ratito antes de la tierra, uno de esos pequeños (y tal vez modestos, dirán algunos) lujos gastronómicos que da la vida en el campo. Sólo deciros que estaba realmente exquisito.

Tortilla de ajetes tiernos con jamón

Ingredientes:

un platito (de los de postre) de ajetes tiernos

4 huevos

100gm jamón serrano

1Cd aceite de oliva

sal

Preparación:

Limpiar los ajetes y saltearlos unos momentos en una sartén antiadherente con el aceite de oliva y una pizquita de sal (sin abusar pues el jamón ya aporta sazón). Añadir el jamón picadito y rehogar un poco más. Retirar del fuego.

Batir los huevos ligeramente e incorporar los ajetes y el jamón. Devolver la sartén con el aceite restante al fuego y cuajar una tortilla con la mitad del preparado. Sacar a un plato. Cuajar una segunda tortilla y sacarla igualmente en un plato a la mesa.

Etiquetas:

Divider

3 Responses to “Tortilla de ajetes tiernos y jamón”

  1. Estupenda receta esta de tortilla de ajetes, una tortilla que a nosotros nos gusta, así que con los ajetes recien cogidos debe de estar exquisita, y además sin gluten.

    Puede que como tu dices alguien piense que es un receta modesta, pero no por eso deja de ser buena, es más ahora en muchos restaurantes de lujo se pagan precios astronómicos por platos de toda la vida.

    Besotes,

    Ana y Víctor.

  2. Me alegro de que os gusten, la verdad que en casa nos encantó y siempre la ilusión que hace comer cositas de la huerta, que parece que solo por eso te sabe el doble de bueno.

    Lo de los restaurantes totalmente cierto, por unas sopas castellanas o una alubiada se pagan auténticos dinerales. Posiblemente sea porque hay mucha gente que no dispone de tiempo ni de ganas de prepara en casa ese tipo de platos de los de toda la vida y finalmente si los quiere comer tenga que ir a una restaurante. Es una pena.

    Un abrazo.