Salteado oriental de pollo y gambas

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a el 27 junio, 2008 / 2 Comments

Un plato muy, muy rico. Una receta sencilla y de sabor intenso con un punto exótico muy interesante.

Salteado oriental de pollo y gambas

Ingredientes:

2 pechugas de pollo

300gm gambas peladas

1 pimiento rojo

2 pimientos verdes

1 calabacín pequeño

2 cebolletas tiernas

un manojo de espárragos verdes

2Cd aceite de oliva

1 copita de vino blanco

un pellizco de perejil fresco picado

1ct tomillo

un chorretón de salsa de soja

sal

Preparación:

Cortar la pechuga en tiras y reservar.

Cortar los pimientos, limpios, en dados grandes. Reservarlo.

Pelar el calabacín, cortarlo en bastoncitos y reservarlos.

Pelar la cebolleta, trocearla en dados y reservarlos.

Retirar la parte leñosa de los espárragos cortar en resto en 3-4 partes reservándolo todo.

Poner al fuego un wok con 2ct de aceite de oliva y saltear la cebolleta y los pimientos unos minutos a fuego vivo. Sacar a una fuente y reservar.

Poner de nuevo el wok al fuego con 2ct de aceite de oliva y saltear los tallos de los espárragos y los bastoncitos de calabacín, y pasados dos minutos incorporar las puntas de los espárragos. Pasados unos minutos más, retirar todo a la fuente.

Poner el resto del aceite de oliva en el mismo wok al fuego. Saltear el pollo y cuando comience a coger color, incorporar las gambas. Al cabo de dos minutos, incorporar nuevamente el contenido de la fuente, añadir el perejil, el tomillo, el vino y la salsa de soja y cocinar a fuego vivo unos 2- minutos. Añadir una pizca de sal si es necesario.

Servir aún bien caliente.

Etiquetas:

Divider

2 Responses to “Salteado oriental de pollo y gambas”

  1. Hola Ana:
    Si te animas, ocupa como una sartén un poco honda. yo ya voy por el segundo wok, ya jubilé hace unos meses el primero porque lo uso muchísimo, más que las sartenes. Me encanta la textura que adquieren en especial las verduras. Supongo que, como todo, dependerá de lo que vayas a usarlo si merece la pena o no.
    Un saludo.