Pollo a la vinatera

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a el 26 octubre, 2008 / 8 Comments

Un pollo muy rico, marinado y guisado, lleno de sabor y facilísimo de preparar.

Pollo a la vinatera

Ingredientes:

1 pollo limpio

1 botella de vino tinto

1 cabeza de dientes de ajo

1ct bayas de pimienta de colores

1ct tomillo

1ct orégano

1 guindilla de cayena

sal

Preparación:

Trocear el pollo en tajadas y retirarlas la piel . Ponerlas en una fuente tipo pyrex.

Preparar un majado con un buen pellizco de sal, la guindilla troceada, la pimienta, el tomillo, el orégano y los dientes de ajo pelados. Repartir esta mezcla sobre el pollo y bañar con el vino tinto. Cubrir con papel film e introducir en la nevera al menos 4 horas (mejor desde por la noche hasta la mañana siguiente).

Volcar todo el contenido del pyrex en una sartén guisera con tapa de cristal vitrificado y cocinar a fuego suave por espacio de aproximadamente 1 hora, añadiendo un poco de caldo de ave si precisa más líquido.

Notas dieta Weight Watchers (dieta WW o dieta de los puntos):

Sólo tiene los puntos del pollo, por ejemplo un cuarto trasero 4 puntos.

Etiquetas:

Divider

8 Responses to “Pollo a la vinatera”

  1. picapusa

    Que rico pollo, se parece mucho al que hice en brochetas, pero yo uso vino blanco , es cuestión de probar la próxima vez con tinto,

    la pinta genial , besos

  2. Que receta más rica Marhya, gran combinación de sabores. Rico, rico (que diría uno que sabemos…)

    Un beso, Batxi.

  3. uhmmm, a mí el color me gusta
    Me gusta mucho el vino tinto para la comida, a veces hasta el color tan escandaloso me atrae.
    Eso sí, vino bueno.. si te cuento que ayer emboté una confitura de membrillos con vino tinto y aún me arrepiento del 1/2 kilo de azúcar y el tiempo empleado, de lo ácido que quedó.
    Dios… a la próxima que alguien me aconseje usar algo porque me lo han regalado, le hago tomarlo aunque sea a pico botella.
    Un besote enorme.

  4. Jo, es que hay vinos tan malos que no se pican, te los dejas olvidados abiertos, pasan dos semanas y están igual de buenos (o de malos, mejor dicho) que el día que se abrieron. A mi me ha pasado.

    Si te gusta el vino seguro que te gusta el plato.

    Un beso muy grande.