Conchas de Venus rellenas

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a el 16 noviembre, 2009 / 14 Comments

Aunque parece que hoy en día no es algo que se vea demasiado, no hay  recetario  de cocina que se precie de los años ´70 que no tenga una receta de este estilo, donde se aprovecha la concha vacía de las vieiras (se friega bien con jabón lavavajillas y estropajo) para rellenarlo de una farsa hecha con bechamel y pescados y/o mariscos y después se gratina bajo el grill del horno. Esta es la versión que nos gusta en casa (dependiendo del tamaño de las conchas, con estas cantidades salen unas 24 unidades).



Ingredientes:

250gm de bacalao desalado (sin piel ni espinas)
150gm colas de gamba peladas
140gm harina
1 litro de leche entera
perejil fresco muy picadito
3Cd mantequilla
4Cd aceite de oliva virgen extra
pan rallado
sal

Preparación:

Desmigar el bacalao ya desalado bien fino y reservar.

Cortar las colas de gambas en 3-4 trozos (no más pequeños) y reservar.

Poner al fuego una cazuela con el aceite y la mantequilla y rehogar unos instante el bacalao y las gambas: incorporar entonces la harina y con mucho cuidado y unas varillas de cocina remover para que tome un ligero color tostado (cuidando que no se queme): incorporar la leche caliente poco a poco y sin dejar de remover cocinar la bechamel hasta obtener una farsa densa y que se despegue bien de las paredes. Aderezar entonces  con sal al gusto y el perejil, mezclar bien y retirar del fuego.

Rellenar las conchas de vieiras con la farsa preparada, generosamente. Espolvorear el centro de  su superficie con un poco de pan rallado y disponer en una o dos bandejas de horno para gratinarlas unos minutos bajo el grill (hasta que el pan rallado comience a dorarse).

Servir bien caliente y recién hecho.

Etiquetas:

Divider

14 Responses to “Conchas de Venus rellenas”

  1. me encanta esta receta, la combinacion de gambas y bacalao es para mi perfecta, debe estar delicioso! te felicito, besitos desde londres

    Marhya Reply:

    Me alegro mucho de que te guste, Pity. La verdad es que la combinación de bacalao y gambas la utilizo en varios platos, por ejemplo también me encanta para rellenar los pimientos del piquillo (creo que fue la primera receta que publiqué en el blog, ahora que lo pienso). Te dejo el enlace pro si quieres verlo.

    http://enmilbatallas.com/2007/09/09/pimientos-del-piquillo-rellenos-de-bacalao-y-gambas/

    Besos.

  2. Que ricas estas conchas … calentitas … ñam, ñam … y con el hambre que tengo a estas horas … guárdame una!!!!.
    Un beso guapi.

    Marhya Reply:

    Estaban muy ricas, Yolanda, recién sacadas del horno da gusto comerlas. Si te animas ya verás qué ricas (no es precisamente de dieta, jeje, pero un pecadillo más…).
    Besos.

  3. martuki

    Deliciosa combinación y excelente presentación!!…sí que es un clásico de los libros que tu mencionas… a mi me recuerda a los tigres o mejillones rellenos, con la cremosidad de la bechamel, mmmm que ricura!!una delicia si señora!!!

    Marhya Reply:

    Martuki, si que están cremositas, se te deshace en la boca, es una textura muy rica. Bueno, a mi es que estos platos con bechamel me encantan, no los hago demasiado a menudo porque los comería en cantidad y no es plan, jeje.
    Besitos.

  4. pero que ricas!!yo éstas no las he hecho nunca y mira que hay en casa de mi madre un montón de conchas de éstas pero al final con los años su uso fue de ceniceros jaja besitos

    Marhya Reply:

    jajajajaja, qué bueno, Rocío, ahora que lo dices creo que cuando era pequeña mi madre también tenía alguna concha de estas para cenicero. ¿Sería otra moda de los años ´70-`80???
    Besitos.

  5. Seguro que están muy buenas aunque el bacalao no me hace mucha gracia la verdad.
    Un beso

    Marhya Reply:

    Bego, si no te gusta el bacalao puedes probar con merluza, mucho más suave, o con rape.
    Besos.

  6. Qué buena idea lo de enlazar en Facebook recetas antiguas…:-)
    Así puedo preguntarte si sabes dónde venden esas conchas para poder hacerlas rellenas: en las pescaderías??? Es que era una idea que tenía para una fiesta próxima pero creo que tendré usar otro recipiente…

    Marhya Reply:

    Elena, yo sueltas no las he visto, cuando compro vieiras frescas o congeladas, friego muy bien las valvas con estropajo y lavavajillas y las uso luego otra vez para rellenar, se pueden lavar y usar varias veces sin problema. Ahora sé que venden platillos de porcelana blanca con forma de vieira para servicio, los he visto de varios tamaños.
    Me voy a fijar, ya que vivo cerca del Camino de Santiago, si en las tiendas de souvenirs del camino venden conchas de vieiras para la cocina, sé que venden de adorno por aquello de que es uno de los símbolos del camino, y muchos peregrinos las llevan colgadas de la mochila o del cuello, pero a ver si las tienen también que puedan usarse para cocinar en ellas.
    Un beso.

  7. Es un clásico pero gracias por haberme recordado esta receta tan rica. Mi madre solía preparar una parecida y me chiflaba de niña!
    Besos,
    Palmira

    Marhya Reply:

    Palmira, me alegro muchísimo que te haya recordado algo bueno. ¡un besazo!