Jamoncitos de pollo asados

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a el 17 mayo, 2011 / 8 Comments

Del pollo asado existen cientos de versiones y la que os traigo hoy es una de las más sencillas que se pueden preparar. También es muy sabrosa, y si una no tiene tiempo de mucho antes de meterlo al horno es una opción estupenda, porque una vez en él puedes desentenderte durante una hora para dedicarte a otras cosas mientras tanto.

 

 

 

Ingredientes:

800gm jamoncitos de pollo
1 patata mediana
8 dientes de ajo medianos
2ct tomillo seco
1ct orégano seco
1ct albahaca seca
1ct bayas de pimienta de colores
2Cd aceite de oliva virgen extra
sal

 

Preparación:

Pelar la patata y cortarla en gajos.

Sazonar los gajos de patata y los jamoncitos de pollo y disponerlos en una fuente de hornear que pueda ir a la mesa. Repartir sobre ello los ajos enteros y sin pelar, las bayas de pimienta, el tomillo, el orégano y la albahaca. Regar con el aceite de oliva virgen extra en hilo.

Introducir en el horno ya caliente a 200ºC y cocinar durante 1 hora.

Servir recién hecho.

 

Etiquetas:

Divider

8 Responses to “Jamoncitos de pollo asados”

  1. Este tipo de receta es la que suelo hacer en el microondas paras nuestras comidas de medio dia, solo que lo hago en el microondas, sin las patatas. Pero lo meor de todo es el contraste de sabores que dejan las hir¡erbas aromaticas.

    Simplemente delicioso

    Marhya Reply:

    Cocinar con hierbas siempre es una gozada, es verdad cómo el mismo plato puede variar tanto jugando con ellas simplemente.
    Un beso, guapa.

  2. Que buena pinta tienen estos jamoncitos … me la apunto porque seguro que cae …
    Un besito

    Marhya Reply:

    Me alegro mucho de que te guste, yolanda.
    Un besito.

  3. Umhhh, tan especiadito huele hasta mi casa.

    Tengo que comprar más muslitos y menos pechuga, pero Juan es muy tiquismiquis con el pollo y de vez en cuando le entran neuras de que si es un bichito que vuela y se le ven las patitas… 😛

    Besotes!!!

    Marhya Reply:

    jajajaja, ainss, le entiendo, yo también compro mucha más pechuga pero el jugoso muslito… ummm…
    ¡¡un beso!!