Bailando en la oscuridad

Escrito por Marhya en Cultura, Literatura el 27 abril, 2017 / 2 Comments


Bailando en la oscuridad, de Maureen Lee, ha sido mi última lectura. Una novela muy bonita que me ha hecho disfrutar de unos buenos ratos. De esta autora ya leí hace unos meses otra novela de la que os hablé en su momento, Las chicas de Septiembre.  Esta que nos ocupa hoy, me ha gustado mucho más.

Liverpool, principios de los ´90. Millie está cerca de cumplir 30 años cuando recibe un encargo de su madre: Ocuparse de las pertenencias de su recién fallecida tía abuela Flo. Millie no conoce a la fallecida, a la que solamente vio una vez de lejos en un funeral. Sabe que su abuela Martha y Flo llevaban muchos años sin hablarse, desde jóvenes, pero no conoce el motivo. Al principio acepta de mala gana la tarea. Y lo hace porque siente que no se ha portado muy bien últimamente con su madre, ya que intenta alejar a la familia de su vida por la terrible infancia que tuvo. Pero poco a poco empieza a sentirse bien en casa de Flo y a querer saber más cosas de ella.

Flo, Martha y Sally eran tres hermanas que antes del inicio de la 2ª GM vivían en Liverpool, en la casita familiar, con su madre y un realquilado, desde la muerte del padre. Sally y Flo eran jóvenes y alegres, cada una a su manera. Martha era estricta, seria y desde que el padre faltaba y la madre estaba con depresión tras la viudedad, había tomado el mando de la casa familiar. Flo trabajaba en una lavandería y tenía sueños de futuro. Pero no podía ni imaginar que su vida sería muy distinta a lo que siempre había soñado, y en ello Martha tendría mucho que ver.

Millie trabaja en una agencia inmobiliaria. Y tiene una relación con James, un joven de más elevada clase social que ella, que éste espera se formalice pronto. Sin embargo ella no tiene intención de casarse con él ni de formar una familia. Y no solamente porque trate de mantener alejada a su propia familia, a la que procura no ver más allá de las comidas de algunos domingos. Su infancia fue aterradora, con un padre que les pegaba palizas tremendas a sus hijos. Y como Millie era la mayor, solía ser la que más golpes recibía.

En la novela vamos descubriendo poco a poco las vidas y los secretos de Flo y Millie. Pasado y presente. Y los nexos de unión entre ellas.

Como decía, Bailando en la oscuridad me ha gustado mucho. No puedo decir que una parte de la historia me halla gustado más que la otra, porque ambas me han atrapado. Es verdad que en general el pasado me ha resultado más atractivo en un sentido, el de los secretos guardados y el descubrir cómo fue la vida de Flo. Pero a cambio la historia de Millie, en la actualidad (o casi, en realidad hay que retroceder más de 20 años), tiene también atractivos muy importantes. Entre ellos saber si alguna vez se recuperará de su pasado. O qué la deparará el futuro.

Esta es una novela, sobre todo, sobre mujeres que se sobreponen o tratan de sobreponerse a lo que la vida les ha deparado. Y no hablo solamente de las dos protagonistas. Que luchan, cada una a su manera, para salir adelante en la vida. En algunos casos no pueden ni quieren olvidar el pasado, porque seguir viviendo, para ellas, no tiene que ver con el olvido. En otros, quisieran olvidarlo pero no pueden hacerlo.

Siempre digo que me gustan las novelas de mujeres fuertes, y las protagonistas de Bailando en la oscuridad lo son. Aunque ellas no lo crean. Si a ti también te gustan este tipo de personajes y las sagas familiares bien escritas, creo que disfrutarás con su lectura tanto como lo he hecho yo.

Etiquetas: ,

Divider

2 Responses to “Bailando en la oscuridad”

  1. Lucero

    Marhya creo que esta novela me gustaría, por lo que cuentas de ella. Ahora tengo unos cuantos libros pendientes de leer, pero lo voy a tener en cuenta para cuando tenga tiempo. Ay, es que una tiene que elegir entre tantos, porque no doy abasto jajaja,
    Besos preciosa.