Trigo negro con gulas

Escrito por Marhya en cocina convencional, Gastronomí­a el 7 Marzo, 2014 / 5 Comments

Hoy vengo con un plato que es muy facilito de preparar y muy resultón; una versión del típico arroz negro elaborado con otro cereal mucho más común en nuestra gastronomía (aunque más en forma de harina que en grano) y acompañado por unas ricas gulas y unas colas de langostino, que combinan de maravilla con ello. Es una receta que lleva poco trabajo y que es saciante y saludable.

Trigo negro con gulas y langostinos

Puede ser un entrante estupendo para un menú de domingo, y si recibes invitados habrá a quien le sorprenda pues aunque el trigo es algo habitual en nuestra alimentación desde hace siglos y siglos y nuestros campos (al menos los campos de la zona desde la que escribo) hayan visto crecer a lo largo del tiempo los trigales, raramente en nuestra cocina tradicional se sirve en grano si no ya tratado bien en forma de pan, harina o pasta alimentaria.

El trigo en grano resulta saciante sin ser pesado, cunde mucho, lo que además lo hace también muy interesante desde el punto de vista económico. Con las cantidades que os doy, tendréis para cuatro platos como los de las fotografías.

Trigo negro con gulas y langostinos

¡Ah! Si como yo compráis los langostinos enteros y luego los limpiáis, no tiréis las cabezas y cáscaras, guardarlos para hacer un consomé como éste  que es riquísimo y merece mucho la pena; puedes servirlo antes del trigo negro o reservarlo para la cena (también se congela bien).

Ingredientes:

un vaso (200ml) de trigo en grano
2 vasos (200ml) de agua templada
50ml de vino blanco seco
1/2 cebolla blanca dulce
1 pimiento verde mediano, tipo italiano
5 tomates secos
4 sobres de tinta de calamar
200gm de gulas
8 dientes de ajo grandes
8 langostinos medianos, pelados
aceite de oliva virgen extra
1 guindilla de cayena
sal

Trigo negro con gulas y langostinos

Preparación:

Pelar la cebolla y picarla fina. Reservar.

Limpiar el pimiento y cortar en dados. Reservar.

Pelar los ajos y picar muy finos. Reservar.

Cortar en daditos los tomates secos y reservar.

Poner al fuego un chorretón del aceite de oliva con la cebolla y una pizca de sal y pochar suavemente. Cuando ablande, añadir el pimiento y sofreír para que empiecen a tomar color. Añadir la mitad de los ajos picados y rehogar sin que se tuesten. En ese momento poner el trigo, el agua, el vino blanco, los tomates secos, la tinta de calamar y un pellizco de sal y cocinar durante unos 25 minutos (o hasta que el trigo ablande y el líquido se haya consumido por completo).

Cuanto falten menos de 5 minutos para que el trigo esté listo, poner un chorrito de aceite de oliva en una sartén con el ajo restante y las colas de langostino, y pasados un minuto añadir las gulas y una pizca de sal. Mezclar bien y cuando los langostinos tengan color de hecho, retirar del fuego.

Servir el trigo en cuatro platos de servicio, acompañado por las gulas y dos langostinos en cada plato.

Trigo negro con gulas y langostinos

Etiquetas:

Divider

5 Responses to “Trigo negro con gulas”

  1. ¡¡¡Mira que plato más espectacular te ha salido!!!

    Es muy interesante el uso del trigo de esta manera. Habrá que probarlo… 😉

    Besotes.

    Marhya Reply:

    ¡Gracias, guapa! Anímate, queda muy rico.
    Besos.

  2. Un plato espectacular! En casa comemos trigo de esta manera a menudo, alternando con espelta que es otro tipo de trigo al fin y al cabo.
    Y si que sacia mucho por poco dinero, lo que siempre se agradece!
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    Marhya Reply:

    Tenemos un mundo de posibilidades para probar diferentes sabores sin ir muy lejos, ¿no es curioso que no estemos acostumbrados a comer por ejemplo el trigo así? Si además está rico, sale económico… ¡Vamos a tener que hacernos trigofans!! 😉
    Besos, guapa.