Comidas navideñas y economía familiar

Escrito por Marhya en cocina convencional, Economía doméstica, Gastronomí­a el 15 Diciembre, 2007 / 0 Comments

Se acercan la Navidad y con ella las comidas familiares, y las dudas de qué preparar. Hay familias para las que la comida es lo de menos, pues lo importante es reunirse, otras que acaban a la greña año tras año, pero que no dejan de hacerlo en torno a una mesa llena de exquisiteces, y otras (las más) que quieren disfrutar en familia mientras degustan un exquisito menú.

Muchas veces, nos dejamos arrastrar por el consumismo o por las ganas de agradar y hacemos desembolsos que realmente no podemos permitirnos. Sobre todo, cuando somos muchos comensales.

Este año la Navidad coincide con una subida generalizada de los alimentos. Pero eso no quiere decir que no puedas preparar un excelente menú, es simplemente que deberás echar mano a tu imaginación culinaria una vez más.

Lo más complicado de decidir es qué pescado servir. Los precios varían tanto de un comercio a otro y de una ciudad a otra que lo mejor es presentarse sin ideas preconcebidas, mirar las calidades, los precios y decidir entonces qué se servirá en la cena.

No está de más mirar bien las ofertas de las grandes cadenas de supermercados e hipermercados. Seguro que encontramos algo que nos resulta de interés. Si disponemos de tiempo, podemos hacer lo mismo en los comercios pequeños de nuestra zona para comparar calidades y precios.

Por ejemplo en Lidl venden patos enteros congelados (de aproximadamente 2,4Kg) a 8,99euros. Sería una buena opción cocinarlo a la naranja o asarlo con peras.

En Carrefour podemos encontrar hasta el final de año la paleta de cerdo por piezas, a 3,50 euros el kilo. Una pieza pesa aproximadamente unos 5Kg, así que costaría en torno a 18 euros, y de ella pueden salir, tranquilamente, unas 12 raciones o más. Puedes cocinarla al horno con frutos secos (ciruelas pasas deshuesadas, orejones, higos secos y pasas de Corinto) y vino, o preparar un asado clásico y servirlo acompañado por unas setas salteadas (o al ajillo) como guarnición.

En Eroski, la pavita cuesta 3,95 euros el kilo: un clásico navideño que puedes rellenar (de manzana y frutos secos, por ejemplo, o de carnes picadas especiadas) y asar al horno (con vino blanco , con brandy o con zumo de naranja y limón).

El pollo es un buen recurso, sea de corral o de granja. Asarlo sobre un lecho de cebolla blanca cortada en juliana fina y relleno de manzanas con una o dos copitas de sidra, o pedir que lo deshuesen para rellenarlo con una mezcla de carne picada (de pavo y cerdo, por ejemplo) aderezada con ajitos, almendra molida, huevo batido, sal y pimienta y tras coserlo bien asarlo acompañado por hongos u hortalizas.

El conejo está en torno a los 4,5 o 5 euros el kilo. Con dos conejos comen 6 u 8 personas. Puedes guisarlo encebollado con una copita de Oporto y especias o asarlo y servirlo con unos pimientos arrastraos o un pastel de patatas y queso como guarnición.

Si te decantas por una cena clásica, el primer plato puede ser un rico consomé con yema de huevo (una por persona)y un chorrito de jerez seco (para entonar el cuerpo), una vichysoisse fría (aprovechando que los puerros están de plena temporada) o una crema de champiñones (no cuestan más de 4 o 5 euros el kilo). Si prefieres optar por una ensalada puedes preparar una de escarola, queso de cabra, tomatitos y nueces o una de piña, barritas de cangrejo, lechuga y aceitunas.

¿Eres de las que prefiere servir algo de picoteo? Mira aquí a ver qué te parece.

En cuanto al postre, nada mejor que los clásicos turrones, mazapanes, polvorones y roscos de vino. O preparar una rica compota de frutos secos.

Etiquetas:

Divider
Comments are closed.