Aliados para ahorrar en la cesta de la compra (1º parte)

Escrito por Marhya en Economía doméstica, Gastronomí­a el 21 enero, 2011 / 21 Comments

Como muchas veces hemos comentado, para ahorrar en la cesta de la compra, además de un ojo de lince para captar las mejores ofertas del mercado, pasa por conocer los productos de temporada y por jugar con la imaginación para preparar nuevos platos con las pequeñas sobras que nos puedan quedar de la comida anterior. Pero hay una serie de productos que pueden ser, a lo largo de todo el año, excelentes aliados de la mesa  y la cartera, y por eso merece la pena dedicarles un espacio, darles la categoría que merecen.

* El divino pollo: Cualquier ama de casa de hoy o de hace treinta años, cualquier emancipado con mucha o poca experiencia, sabe que la carne más económica del mercado es la de pollo. Lejos de ser una carne dañina, es bastante más saludable que otras de mayor precio,  y resulta tremendamente versátil. Con el pollo pueden prepararse platos de fiesta o de diario, tradicionales o modernos, para cocinar a fuego lento o para tener listos en unos pocos minutos. ¡Hay tantas opciones, que uno podría comer pollo los 365 días del año, probando una forma de prepararlo cada día y  sin tener la sensación de estar comiendo lo mismo que el día anterior y el anterior!  Seguro que en tu recetario particular tienes unas cuantas recetas de pollo para aprovechar en diferentes momentos y ocasiones, y seguro que aún de vez en cuando te siguen sorprendiendo algunas recetas con él que no habías probado o no se te había ocurrido preparar.


Todo ello hace del pollo un gran aliado para ahorrar en la compra de alimentos; con la compañía de algunos productos de temporada y las siempre utilísimas hierbas y especias, puedes incluirlo sin problema en los menús semanales a lo largo de todo el año.

En el blog hay muchas recetas con pollo, entre ellas algunas están preparadas utilizando sólo un corte del mismo como los bocados de ave rellenos con dos salsas o el pollo a la sidra, por ejemplo, y otras empleando la pieza entera, como el pollo a la naranja o el pollo al curry gold sudafricano, entre otras. Los cuatro mencionados son platos bastante económicos y fáciles de preparar, además de saludables.

* La imprescindible cebolla: Pocas despensas habrá en las que la cebolla no sea inquilino habitual. Y es que muchísimos de nuestros platos perderían un montón si tuviésemos que cocinarlos sin ella. Siempre se ha considerado un “alimento de pobres” (¿quién no escuchó aquello de “contigo pan y cebolla”?), pero la alta cocina no prescinde de ella. Aunque habitualmente se utiliza en cantidad moderada, como ingrediente auxiliar que aporta sabor al ingrediente principal, también puede ser el ingrediente principal de algunos sabrosos platos. Así las cebollitas en vinagre o las cebollitas francesas caramelizadas son deliciosas como picoteo o aperitivo.

Dos modos de cocinarla la convierten en un recurso muy económico y muy práctico para el día a día: la sopa y las cebollas rellenas. Con este vegetal y muy poco más, se puede preparar un plato sabroso y de muy bajo precio, incluidos multitud de caldos que perderían gran parte de su esencia sin ella. Platos tan tradicionales como la sopa de cebolla y tomillo, son un entrante magnífico los días de invierno. Las cebollas rellenas de carne o de pescado son un clásico que por desgracia está en desuso, era una forma sabrosa de servir un plato en el que el componente proteico era escaso en cantidad pero grande en sabor, por lo que resultaba muy interesante para aquellas familias que tenían que apretarse el cinturón.

En Francia también existen platos muy tradicionales, económicos y sabrosos en los que la cebolla es gran protagonista, como es el caso de la pissaladière o de la sopa francesa de cebolla, así como de la quiche de cebolla y queso.

Entre los muchísimos platos que en el blog podéis encontrar con cebolla, voy a destacar los panecillos de cebolla, por resultar tan sabrosos y económicos, por dar un toque especial a tantos bocadillos y cenas.

¿Soléis incluir pollo y cebolla en vuestros menús habituales? ¿Queréis compartir alguna idea o el enlace a algún plato especialmente económico y sabroso con estos ingredientes como protagonistas?

Etiquetas:

Divider

21 Responses to “Aliados para ahorrar en la cesta de la compra (1º parte)”

  1. olga

    Mi madre, la de la oreja empanada, hace un guiso que se llama encebollao, ¿te puedes creer que creo que es mi plato preferido?, un guiso a base de cebolla, bacalao, un sofrito con ajito y pimentón dulce y cuando esta hecho se pone un huevo para que se haga dentro.Buenísimo.

    Marhya Reply:

    Olga, eso suena riquísimo. Además que el bacalao me encanta, pero todos los ingredientes que has dado me gustan , así que seguro que me encantaría. ¡Tu madre si que sabe!
    Besos.

  2. Hola guapa!!!,
    Aporte chulo este. La verdad es que el pollo y cebolla están en la mayoría de mis menús habituales, no solo por economía (que también) si no porque son de los ingredientes que te dejan comer aunque estés a dieta … jejeje!!
    AAAaah!!! me llevo los panecillos de cebolla, me han encantado0o-
    Un besazo0o guapa
    Feliz fin de semana

    Marhya Reply:

    Ay, Donibaneko, y qué importante es lo de la dieta, ¡qué me vas a contar! jajajaa, es verdad, es de las cosas que te dejan comer en ese caso.
    Anímate con los panecillos, seguro que te van a encantar.
    Besos.

  3. Ana

    Creo que acabas de describir mi erasmus 😉 Cebolla y pollo. También otras cosas: patatas, sopas, arroz, leche… pero mucho de los dos primeros 😀

    ¡Un beso!

    Marhya Reply:

    ¡Ay, Ana, la dura “dieta” del estudiante!
    Buen fin de semana.

  4. La cebolla es la verdura estrella del invierno en casa : en sopa gratinada, en pizza (en lugar de jamón o atún), en quiche, salteada, en crema … Bueno da tanto juego y es de lo más barata…
    Me quedo con tu sopa de cebolla y tomillo para ir variando!
    Besos,
    Palmira

    Marhya Reply:

    Ya me contarás, Palmira, espero que os guste mucho.
    Un beso, guapa.

  5. uiiii, he perdido el comentario que te estaba escribiendo. No sé qué he hecho mal. Te comentaba antes que la cebolla y el ajo son como dos pilares fundamentales en mi cocina y que incluso en las recetas que no le pongo cebolla, por ejemplo unos espaguetis sólo con mantequilla y queso, les añado cebolla en polvo, que desde que la descubrí, estoy encantada.

    Un besito
    rosa

    Marhya Reply:

    Rosa, no conozco la cebolla en polvo. ¿Mueles tú cebolla deshidratada o la venden así? Puede estar muy bien para esas personas que les gusta el sabor pero no encontrarse los trocitos.
    Besos.

  6. Eva

    Marhya, me has hecho revisar todas mis recetas con pollo, me he dado cuenta de que tengo unas cuantas, la mayoria también con cebolla, y lo mejor de todo, me he dado cuenta de que las conoces todas!!!!!

    http://eva-recetas.blogspot.com/2010/01/colombo-y-coriandro-para-animar-un-dia.html

    http://eva-recetas.blogspot.com/2010/05/pollo-con-pate-de-foie.html

    Me ha encantado tu entrada , de todas las recetas que propones ya me he apuntado alguna para hacerla esta semana, y la que viene.

    Un beso grande compañera 🙂

    Marhya Reply:

    Eva, ¡es que te tengo fichada! jajaja.
    Un beso, guapetona.

  7. ANA

    Efectivamente María, son dos ingredientes esenciales siempre en la cocina ya estemos de cuesta o dieta o no.
    Yo sin cebolla no puedo cocinar aunque no la utilice pero tiene que estar en la cocina y el pollo menos crudo me encanta de cualquier forma.
    Un besote

    Marhya Reply:

    Si es que son de lo más básicos, ¿verdad?
    Un beso.

  8. Toñi (picapusa)

    yo también uso mucha cebolla y mucho pollo, y mi opinión para ahorrar, es que , en este caso la unión no hace la fuerza.
    Me explico, si cocinamos un pollo entero, desaprovechamos bastantes cosas, sinembargo si lo dividimos, pechugas, muslos, cascarón… sacaremos más platitos ricos.
    El cascarón cocido, con verdurita y legumbres, nos dará un plato rico
    las pechugas a pedacitos, y con verduras, patatas , nos dará un guiso ( que dará más de si y comerá más gente)
    asi sucesivamente.
    EL pescado hecho entero a la plancha, hace que desaprovechemos la cabeza y raspas, que nos darán un caldo estupendo que con unos fideos nos entonarán el cuerpo divinamente…
    ese es mi truco para ahorrar, divide y vencerás .

    besos

    Marhya Reply:

    Si, si, si, tienes toda la razón. De las primeras entradas de cocina que publiqué allá por el pleistoceno era justamente de cómo aprovechar el pollo para sacar varios platos, como bien dices, separándolos por partes http://enmilbatallas.com/2007/08/
    ¡Un besazo!

  9. Dos productos imprescindibles en mi cocina. No sé cocinar sin cebolla, lo reconozco.

    Y el pollo, a Jucha le apasiona de todas las formas así que un par d eveces por semana cae. Sin embargo…Veo que en mi blog no aparece tanto cómo debería…

    Pechugas de pollo adobadas

    En ese enlace van tres 😉

    Besotes!!!

    Marhya Reply:

    Polita, ahora voy a verlas, a ver si refresco la memoria.
    un beso, guapetona!!